Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Nota conceptual seminario regional sobre políticas públicas con el sector privado

Nota conceptual seminario regional sobre políticas públicas con el sector privado

  • Login to see the comments

  • Be the first to like this

Nota conceptual seminario regional sobre políticas públicas con el sector privado

  1. 1. 1 SEMINARIO REGIONAL DIALOGO SOBRE POLITICAS PÚBLICAS CON EL SECTOR PRIVADO “Huella de Carbono e Hídrica del Consumo de Alimentos en América Latina y el Caribe” Oficina Regional de FAO para América Latina y el Caribe Martes, 23 de enero de 2018 Santiago de Chile I. Antecedentes Una nueva agenda de desarrollo sostenible fue aprobada en el 2015, cuando los líderes mundiales adoptaron un conjunto de objetivos globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos. El Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 6 “Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos” se estableció considerando la “escasez de agua que afecta a más del 40 por ciento de la población mundial, cifra alarmante que probablemente crecerá con el aumento de las temperaturas globales producto del cambio climático. Aunque 2.100 millones de personas han conseguido acceso a mejores condiciones de agua y saneamiento desde 1990, la decreciente disponibilidad de agua potable de calidad es un problema importante que aqueja a todos los continentes”1. En América Latina y el Caribe, en las tres últimas décadas, la extracción de agua se ha duplicado con un ritmo muy superior al promedio mundial. En esta región, el sector agrícola, y especialmente la agricultura de riego, utiliza alrededor del 70% de la disponibilidad de agua. El ODS 12 “Garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles” plantea que el objetivo del consumo y la producción sostenibles es crear ganancias netas de las actividades económicas mediante la reducción de la utilización de los recursos, la degradación y la contaminación, logrando al mismo tiempo una mejor calidad de vida. También considera que es necesario adoptar un enfoque sistémico y lograr la cooperación entre los participantes de la cadena de suministro, desde el productor hasta el consumidor final. Revisar el patrón de producción de la agricultura significa, antes que nada, integrar los recursos naturales al modelo de desarrollo económico, como bienes públicos globales. Revisar el patrón de consumo, por su parte, implica cuestionar la responsabilidad social medioambiental en la cultura de consumo, por ejemplo evitando las pérdidas y desperdicios de alimentos crudos o procesados que hoy es práctica común. El ODS 13 “Adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos” considera que “las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por las actividades humanas hacen que esta amenaza aumente… Las emisiones nunca habían sido tan altas. Si no actuamos, la temperatura media de la superficie del mundo podría aumentar unos 3 grados centígrados este siglo y en algunas zonas del planeta podría ser todavía peor. Las personas más pobres y vulnerables serán las más perjudicadas”2. 1 http://www.undp.org/content/undp/es/home/sustainable-development-goals/goal-6-clean-water-and-sanitation.html 2 http://www.un.org/sustainabledevelopment/es/climate-change-2/
  2. 2. 2 En consecuencia con este ODS, en la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático del 2016, se estableció un acuerdo para enfrentar el cambio climático (Acuerdo de París), bajo el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas. El Acuerdo compromete a todos los países a actuar para lograr el objetivo mundial de aumentar la capacidad de adaptación, fortalecer la resiliencia y reducir la vulnerabilidad ante el clima. El Acuerdo de París reconoce “la prioridad fundamental de salvaguardar la seguridad alimentaria y acabar con el hambre y la especial vulnerabilidad de los sistemas de producción de alimentos a los impactos del cambio climático”. Concretamente, propone “aumentar la capacidad de adaptación a los efectos adversos del cambio climático y promover la resiliencia al clima y un desarrollo con bajas emisiones de gases de efecto invernadero, de un modo que no comprometa la producción de alimentos”. En este contexto, la agricultura se enfrenta al reto de continuar incrementando la producción de alimentos a través del incremento de la productividad, reduciendo su huella de carbono e hídrica, y los niveles de degradación de los recursos naturales, al mismo tiempo que se adapta al cambio climático. II. Enfoque del diálogo al que se convoca El 34º período de sesiones de la Conferencia Regional de FAO para América Latina y el Caribe se celebró en la Ciudad de México del 29 de febrero al 3 de marzo de 2016. La Conferencia consideró, como desafíos de política relevantes para la región, las siguientes temáticas: a) La seguridad alimentaria y nutricional: de los Objetivos de Desarrollo del Milenio a los Objetivos de Desarrollo Sostenible. b) La transformación del sector rural: desarrollo territorial rural, agricultura familiar, inclusión socioeconómica e innovación. c) El uso sostenible de los recursos naturales, la gestión de riesgos y la adaptación al cambio climático dentro del nuevo marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. En relación a la tercera temática, la Conferencia solicitó a la FAO que propicie “espacios de diálogo político entre los países de la región para determinar medidas concertadas que promuevan una mejor articulación entre las actividades de adaptación al cambio climático y reducción de riesgos de desastres a través del intercambio de experiencias, prácticas, conocimientos y tecnología”. Además, la Conferencia instó a FAO “a seguir apoyando el desarrollo de mecanismos de coordinación interinstitucional y gobernanza que faciliten la articulación de políticas y el diálogo entre gobiernos, sociedad civil y sector privado para lograr la transformación socioeconómica del sector rural en América Latina y el Caribe, preservando el liderazgo de los Estados, con atención especial a las mujeres, jóvenes y pueblos indígenas”. De esta manera, se pretende que este seminario regional sea un espacio en el cual los participantes dialoguen sobre diferentes temáticas que atienden no sólo a problemas
  3. 3. 3 coyunturales sino a aspectos orientados a la reducción de la huellas de carbono e hídrica en el sistema agroalimentario. En este sentido el diálogo pondrá énfasis en las siguientes cuestiones, las cuales serán previamente revisadas por los participantes para llevar a cabo un diálogo más sistémico:  ¿Existe una comprensión general del sector privado productor, empresarial y comercial, sobre la importancia de la reducción de la huella de carbono e hídrica relacionada al consumo de alimentos? ¿Qué beneficios se prevén?  ¿Cuáles son las ventajas percibidas por el sector privado, desde la perspectiva del productor, empresario y comerciante, en bajar la huella de carbono e hídrica?  ¿Cuáles son las principales dificultades y cuáles son los principales obstáculos que se enfrentan en el esfuerzo de reducir la huella de carbono e hídrica en los sistemas agroalimentarios – desde la perspectiva del productor, empresario y comerciante?  Dentro de la cadena de valor, ¿dónde se debería poner énfasis en el desarrollo de políticas públicas para reducir la huella de carbono e hídrica: producción, transformación, comercialización, distribución, consumo?  ¿Qué tipo de políticas deberían ser desarrolladas para promover la reducción de la huella de carbono e hídrica en los sistemas agro-productivos, de comercio de alimentos y de consumo?  ¿Qué incentivos deben ser desarrollados y en qué parte de la cadena de valor deberían ser focalizados para la reducción de la huella de carbono e hídrica de manera más costo/efectiva? III. Resultado esperado La iniciativa de diálogo sobre políticas públicas con el sector privado respecto a la “Huella de carbono e hídrica del consumo de alimentos en América Latina y el Caribe”, tiene como objetivo intercambiar información y experiencias entorno a los esfuerzos del sector privado productor, empresarial y comercial, para la aproximación de sus actividades y hábitos de consumo, a la nueva Agenda de Desarrollo Sostenible 2030. Además, sobre la base de este intercambio, establecer una propuesta de agenda mínima (compromisos iniciales) para avanzar en un diálogo más sistemático y ampliado, de manera a incidir en el diseño de políticas públicas orientadas a la reducción de la huella de carbono e hídrica en el sistema agroalimentario regional. IV. Participantes Participarán en el diálogo, representantes del sector privado productor, empresarial y comercial de alimentos.

×