Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Dossier presas y sus impactos

Los impactos de las presas ¿Cuáles son? Desde 1950 nos vamos enterando que no es buena idea represar demasiada agua.

Related Books

Free with a 30 day trial from Scribd

See all
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

Dossier presas y sus impactos

  1. 1. 1 DOSSIER PRESAS Y SUS IMPACTOS AMBIENTALES Centro de Estudios en Salud y Sociedad Contenido AIDA. (29 de julio, 2014). “Desmantelando el mito de las grandes represas”. ............................. 4 Álvarez Icaza, Pedro. 1999. Impactos sociales y ambientales. En El desarrollo de las presas en México, editado por F. I. Arreguín, C. Herrera, H. Marengo y G. A. Paz Soldán, pp. 66-71. México: AMH-IMTA....................................................................................................................................... 6 Bharathi A river of ruin - The World Bank's Big Dams. ................................................................. 10 BBC Mundo (5 octubre 2016). La inmensa fuente de contaminación de la que no nos habíamos dado cuenta hasta ahora. ............................................................................................................. 12 BBC News Mundo. (27 de enero, 2019). “Presa de Brumadinho en Brasil: ¿qué falló en el dique cuya ruptura ha dejado al menos 60 muertos y casi 300 desaparecidos?”, por Redacción......... 14 Bestoppers. (18 de agosto, 2015). “Top 10 biggest dam in the world”........................................ 19 Bosshard, Peter. (27 de mayo, 2014). “Diez cosas que usted debe saber sobre las Represas”. International Rivers....................................................................................................................... 23 Boyle, Devan. (17 de junio, 2013)”River dams: thumbs up or thumbs down?” Blueridgeoutdoors. ....................................................................................................................................................... 25
  2. 2. 2 Brites, Walter y Maria Rosa Catullo. 2016. Represas y transformación socio-urbana. Un análisis comparativo de los proyectos hidroeléctricos de Salto Grande y Yacyretá. Cidades 33.............. 27 Brody, H. 2000. Addressing the project: social impacts and large dams. World Commission on Dams Thematic Reviews: Social Issues 1·1.................................................................................... 32 Bustamante, Carlos. 2008. Efectos ambientales generados por la construcción y operación de un embalse. Tesis de Ingeniería Civil. Universidad de Sucre.............................................................. 33 Castro Jorge Ing. 1999. Proyectos de presas de concreto compactado con rodillo y de enrocamiento con cara de concreto. En El desarrollo de las presas en México, editado por F. I. Arreguín, C. Herrera, H. Marengo y G. A. Paz Soldán, pp. 129-144. México: AMH-IMTA. ........... 35 Chen, William- (19 de abril, 2018) “We can make large dams more friendly to the environment”. Scientific American blog................................................................................................................ 39 Cho, Renee. (29 de agosto, 2011). “Removing dams and restoring rivers”. Earth Institute- Columbia University blog. ............................................................................................................. 41 Darmouth College. 2012. “Environmental Impacts of hydroelectrics”......................................... 46 EADIC (20 de diciembre, 2016): Metano, un peligroso enemigo en la lucha contra el cambio climático........................................................................................................................................ 50 EFEverde. “Un estudio mide los efectos que provocan los embalses en caudales de ríos”......... 52 El Mercurio (Chile) EMOL: Estudio revela el impacto ambiental de las represas de las centrales hidroeléctricas............................................................................................................................... 53 El Siglo de Torreón (02 de junio 2007): Contribuyen presas a emisión de gas metano calentamiento global de la Tierra. ................................................................................................ 54 Flores Vichi, Felipe. (2012). Los impactos económicos derivados de la interrupción del caudal por una presa. Revista mexicana de ciencias agrícolas 3 (4): 851-857......................................... 56 Goldman, Charles R. 1979. Aspectos ecológicos de las presas en el trópico. Unasylva 31: 2-11. 58 Gubhaju, S.R Impact of damming on the aquatic fauna in Nepalese rivers (by.)Tribhuvan University, 12/828 Thahity Tole, Kwabahal, Kathmandu ..................................................... 69 Ibáñez, Juan José. (19 de junio, 2018). “El impacto de embalses y represas sobre el cambio climático, los suelos y el ciclo del carbono”. Madridmás. ............................................................ 78 Joyce, Stephanie Dams the advantages and disadvantages......................................................... 84 King´s College. (8 de mayo, 2019).”Only one-third of the World's longest rivers remain free- flowing”......................................................................................................................................... 95 La Unión (Morelos). (9 de agosto, 2019). “La presa de Tilzapotla registra contaminación severa”. ....................................................................................................................................................... 96 Lecanda, Carlos. 1999. Impactos sociales y ambientales. En El desarrollo de las presas en México, editado por F. I. Arreguín, C. Herrera, H. Marengo y G. A. Paz Soldán, pp. 145-154. México: AMH- IMTA.............................................................................................................................................. 97
  3. 3. 3 Marango, Humberto. 1999. Seguridad de las Presas. En El desarrollo de las presas en México, editado por F. I. Arreguín, C. Herrera, H. Marengo y G. A. Paz Soldán, pp. 145-154. México: AMH- IMTA............................................................................................................................................ 102 Martínez-Yrízar, Angelina, Alberto Búrquez y Thierry Calmus. 2012. Disyuntivas. Impactos ambientales asociados a la construcción de presas. Región y sociedad, número especial 3: 289- 307............................................................................................................................................... 108 McCartney, M.P., C. Sullivan y M.C. Acreman. 2001. Ecosystem impacts of large dams. Background paper Nr. 2 prepared for IUCN / UNEP / WCD. International Union for the Conservation of Nature and Natural Resources, and the United Nations Environmental Programme: Gland and Nairobi. p. 76. ....................................................................................... 119 Mongabay. (13 de octubre, 2015). “Las grandes presas hacen un daño irreparable a la biodiversidad: estudio”............................................................................................................... 123 Myers, Samuel S. Lynne Gaffikin, Christopher D. Golden, Richard S. Ostfeld, Kent H. Redford, Taylor H. Ricketts, Will R. Turner y Steven A. Osofsky. 2013. Human health impacts of ecosystem alteration. PNAS 110 (47): 18753-18760. ................................................................ 127 Oviedo-Ocaña, Edgar Ricardo. 2018. Las hidroeléctricas: efectos en los ecosistemas y en la salud ambiental. Rev. Univ. Ind. Santander. 50 (3): 191-192. .............................................................. 147 Paterson, Michael. (6 de junio, 2018) “Exploring the impact of reservoirs and dams on freshwater health” Research Highlights ..................................................................................... 150 Plumer, Brad (28 de octubre, 2014). “We're damming up every last big river on Earth. Is that really a good idea?” Vox.............................................................................................................. 153 Proteger. 2010. “Diez años después del informe de la Comisión Mundial de Represas”. ......... 158 Puentes Riaño, Astrid. (7 de diciembre, 2016). Sobre represas y cambio climático. El País. ..... 162 RedLar. (10 de agosto, 2010). “Los pueblos indígenas más perjudicados que beneficiados por las presas”......................................................................................................................................... 165 ScieDevNet. (19 de junio, 2017). “Hidroeléctricas causan daños irreversibles en Amazonía”... 166 The Economic times: 11Sep, 2015 Dams contribute to one million malaria cases in Africa annually....................................................................................................................................... 168 The Economist en Nexos (1 de marzo, 2004). “Presas en evidencia” ......................................... 169 Vibrans, Heike,. Ana María Hanan Alipi y Juana Mondragón Pichardo. 2009. Lirio acuático.Pontederiaceae Eichhornia crassipes (Mart.) Solms. En Malezas de México. México: CONABIO. .................................................................................................................................... 172 Vos, Vincent (11/10/2016). “El ciclo de proyectos para Megarepresas” CIPCANotas................ 175 WHO. Water sanitation dams. .................................................................................................... 177 Wikilibros: Impactos ambientales/Presa hidráulica.................................................................... 179 Wikipedia, the free enciclopedia: Dam....................................................................................... 190 Wikipedia: Represa. .................................................................................................................... 212
  4. 4. 4 AIDA. (29 de julio, 2014). “Desmantelando el mito de las grandes represas”. https://aida-americas.org/es/blog/desmantelando-el-mito-de-las-grandes-represas En nuestro planeta, menos del 2.5% del agua es dulce. De ella, menos de un tercio se encuentra en estado líquido y de ese porcentaje, menos del 1.7% fluye por ríos. Según la Comisión Mundial de Represas (CMR), al año 2000 se habían construido más de 45,000 represas, interrumpiendo más del 60% de los ríos del mundo. Las represas son barreras artificiales edificadas para detener o regular el curso de un río, produciendo un embalse de agua. Antes se construían también para riego o control de inundaciones, pero hoy, en su mayoría, para generar electricidad. La energía hidroeléctrica generada por las represas es barata, pues una vez construida la obra el agua funciona como recurso inagotable que se renueva gratuita y constantemente. Además, es considerada “no contaminante” porque no requiere la quema de combustibles ni la adición de elementos externos al agua. Por ello se han construido tantas represas en muy poco tiempo. En los años 70, cuando se alcanzó un pico en la tendencia, se inauguraban en promedio de dos a tres grandes represas por día en alguna parte del mundo. Pero las centrales hidroeléctricas sí producen impactos ambientales y sociales que no por ser menos conocidos resultan menos nocivos. El peligro está en la falsa creencia de que son una opción verde. Nuestro desafío es informar al público lo que está en juego cuando se detiene el flujo de un río, tal vez para siempre. IMPACTOS DE LAS GRANDES REPRESAS Entre los impactos socio-ambientales más notorios de las grandes represas están el desplazamiento forzado, el empobrecimiento y la pérdida de formas de vida que afectan a las personas. Estas obras también dejan su huella en el ambiente causando deforestación y degradación de ecosistemas, graves daños a la biodiversidad que incluyen la extinción de especies e importantes emisiones de gases de efecto invernadero, entre otras agravantes del cambio climático. Estos impactos resultan más alarmantes si consideramos que las represas tienen una vidaútil limitada, de 50 a 150 años. La CMR fue creada por el Banco Mundial y la Unión Mundial para la Naturaleza en 1998, como respuesta a la creciente oposición mundial a las grandes represas. Su mandato fue revisar la eficacia de las grandes represas y desarrollar lineamientos para su planificación y desarrollo. La Comisión fue integrada por 12 representantes de un amplio espectro de intereses relacionados con represas, incluyendo gobiernos, ONG y operadores de represas, entre otros. El resultado fue el informe Represas y Desarrollo: El Reporte Final de la Comisión Mundial de Represas. Un Nuevo Marco para la Toma de Decisiones, publicado en 2000. En él se concluye que si bien las represas han hecho una contribución importante y significativa al desarrollo
  5. 5. 5 humano, otorgando considerables beneficios, el precio ha sido en demasiados casos inaceptable y a menudo innecesario, especialmente en términos sociales y ambientales. Además, la CMR demostró que en muchos casos las represas no logran los beneficios proyectados y que los mismos son en general exagerados. Para conocer más detalles sobre los costos socio-ambientales de las represas, consulta Grandes Represas en América, ¿Peor el Remedio que la Enfermedad?, informe publicado por AIDA en 2009. La represa Belo Monte, construida en el río Xingú en la Amazonía brasileña, es un ejemplo de cómo estas enormes obras de infraestructura pueden traer más problemas que beneficios. De concluirse, Belo Monte será la tercera hidroeléctrica más grande del mundo y ya está causando graves estragos en pueblos indígenas, comunidades ribereñas y en el ambiente. Las irregularidades en torno a la obra se han plasmado en más de 20 acciones judiciales en su contra. En AIDA trabajamos de cerca con las personas afectadas. Lo impactante es que, al final del día, Belo Monte parece no ser tan buena idea. Además de los daños irreversibles y conflictos generados, estudios técnicos dan cuenta que la represa será ineficiente e insuficiente: producirá solo 40% de su capacidad instalada durante los 3 a 5 meses de la temporada seca, y para un óptimo funcionamiento requiere la construcción de represas adicionales río arriba, causando más daños a la selva y sus habitantes. CONCLUSIÓN Si bien las grandes represas han tenido un importante papel en el desarrollo de los países, no son la panacea de energía limpia que se creía. El hecho de que sus impactos no sean abiertamente conocidos resulta un arma de doble filo, pues se han llegado a promover desmedidamente. También es importante cuestionar el paradigma que plantea el aumento constante del consumo comoúnica vía hacia el crecimiento económico y la prosperidad. A la vez, es crucial promover la eficiencia energética como política pública fundamental en el desarrollo de los países. Las grandes represas solo deberían implementarse tras un análisis real de sus costos y beneficios, teniendo la plena seguridad de que no existen mejores alternativas. De llegarse a esa conclusión, su construcción debe hacerse con plena participación y consentimiento de las comunidades afectadas, y garantizado el cuidado del medio ambiente y el respeto a los derechos humanos. Si los ríos del mundo son como las venas del cuerpo, no es mero romanticismo considerar que el flujo continuo del agua tiene una razón de ser. "Represar el río es como obstruir las venas de una persona. Afecta todo el cuerpo, y después viene la enfermedad. Es lo mismo con el río. El agua, las montañas, la tierra, los animales es la vida de la gente indígena. La vida de la gente está en el agua. Somos como nutrias" (Indígena Embera- Katio, Colombia).
  6. 6. 6 Álvarez Icaza, Pedro. 1999. Impactos sociales y ambientales. En El desarrollo de las presas en México, editado por F. I. Arreguín, C. Herrera, H. Marengo y G. A. Paz Soldán, pp. 66-71. México: AMH-IMTA. “…Quisiera empezar reflexionando brevemente sobre los aspectos legales que involucran los proyectos de competencia federal que deben ser evaluados por la dependencia responsable, que en este caso es la Secretaría del Medio Ambiente Recursos Naturales y Pesca (SEMARNAP), a través del Instituto Nacional de Ecología. La legislación ambiental, la Ley General de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente, establecen en su capítulo de Evaluación de Impacto Ambiental, que todas las obras hidráulicas que son de competencia federal tienen que ser evaluadas en esta materia por el gobierno federal. Como ustedes saben, la legislación ambiental ha sido recientemente modificada (el 13 de diciembre de 1996). En acuerdo unánime del Congreso de la Unión se hicieron adecuaciones a la legislación vigente que tuvo su primera versión en 1988, y estas son las primeras adecuaciones que se hacen a esta legislación. Un cambio importante es que en todos los proyectos que implicaban la inversión federal directamente la obra pública federal, automáticamente se requería la evaluación del gobierno federal. La legislación en sus modificaciones en su capítulo Evaluación del Impacto Ambiental establece que sólo aquellos proyectos que están típicamente caracterizados en el listado de la propia ley y reglamento, que para sus fines se está terminando de elaborar, son aquellas actividades que deben ser evaluadas en materia federal. Quedaron incluidas entonces las obras hidráulicas y el Reglamento de Impacto Ambiental, que en este momento se está discutiendo con la Coordinación General de Regulación de la Secretaría de Comercio y Fomento Industrial; como ustedes saben, tienen que establecer su Manifiesto de Impacto Regulatorio, mecanismo que sirve para garantizar que estos reglamentos no contravengan otras disposiciones vigentes, o que puedan ser mecanismos que sobrevaloren la actuación federal. Se está considerando no incorporar al procedimiento de Impacto Ambiental un conjunto de obras hidráulicas; hablo de bordos, pequeñas presas, una lista que no quiero detallar ahora, que no van a ser sujetas a evaluación de Impacto Ambiental. Hoy prácticamente cualquier obra hidráulica pequeña debe tener un dictamen federal; nos parece que es un exceso, y que deberíamos centrar nuestros esfuerzos en las grandes obras hidráulicas, yo creo que es un primer cambio importante que se va a dar. Hay otro instrumento asociado que va a estar como telón de fondo en toda la presentación y tiene que ver con los ordenamientos ecológicos territoriales; el Ordenamiento Ecológico al Territorio es otro instrumento que está planteado en la legislación ambiental, establece un mecanismo de regulación de primer piso para todas las obras y actividades que puedan realizarse potencialmente en el territorio nacional. Si tomamos en consideración que hay un conjunto de proyectos de toma de decisiones en torno a dónde es mejor lugar para ubicar las presas por su dimensionamiento, vale la pena una reflexión ambiental, creo que es un instrumento fundamental de apoyo a la toma de decisiones. La Comisión Federal de
  7. 7. 7 Electricidad ha financiado algunos de estos estudios en algunas presas que se han realizado, han sido de suma importancia y ayuda en la toma de decisiones. Sobre la aprobación de estos proyectos y el futuro de las presas y la ubicación de sitios más adecuados para las presas en este país, son muy importantes los tres elementos principales que están en nuestra legislación; por supuesto la Norma de Aguas, la 001, que recientemente ha sido agrupada, pero esos son los elementos que yo incluía como el marco legal que establece los puntos de decisión en material ambiental. Quisiera mencionar lo que a nuestro juicio son los elementos más difíciles para la toma de decisión en torno a la aprobación de un proyecto, y cuáles son las condicionantes ambientales que deben incorporarse a una toma de decisión en materia de Impacto Ambiental. La legislación establece que quien desee promover un proyecto de esta naturaleza, tiene que presentar a la Secretaría un Manifiesto de Impacto Ambiental, una amigumia, le llamamos nosotros. Este es un documento que se debe desprender del proyecto ejecutivo para realizar una presa, que tiene que ser presentado a la Auditoría Ambiental para aprobarse con condicionantes o rechazarse; este estudio debe desprenderse del proyecto ejecutivo que se realice, muchas veces sucede que los proyectos de Impacto Ambiental que se presentan a evaluación a la SEMARNAP generalmente ya son sobre hechos consumados o decisiones tomadas y sólo se considera como un permiso adicional para poder iniciar una obra. Nos ha pasado constantemente que a la hora de estarse evaluando los proyectos encontramos que hay un conjunto de condicionantes fundamentales que no han sido consideradas, ni la selección del sitio ni el dimensionamiento del proyecto. Los Impactos Ambientales que generaría con las medidas de compensación del gestor de legislación hacen sumamente difícil la instrumentación de un proyecto; el planteamiento nuevo que quiero hacer a ustedes es que es fundamental que exista un conjunto de mecanismos previos, antes de que un proyecto de esta naturaleza sea sometido a un dictamen por la autoridad responsable en materia ambiental. Nosotros creemos que es fundamental incorporar a la valoración, no sólo el punto de vista técnico- ambiental, sino que debe haber una valoración de la demanda en función de que una presa sea dedicada a la generación de electricidad para fines de irrigación, y con un enfoque obviamente regional. Creo que es fundamental ubicar el dimensionamiento de un proyecto, cuáles son los alcances de un proyecto y de que manera esto puede ubicar la selección del sitio que creemos, la idea central aquí es que no se debe escoger un sitio, se debe optar por un conjunto de sitios, una ubicación regional, y en función de eso se pueden escoger estas variables técnico-ambientales para saber cuáles pueden ser las mejores consideraciones. Por supuesto los estudios de prefactibilidad y factibilidad deben incorporar a la administración ambiental, es decir, los costos ambientales que va a significar un proyecto deben ser parte sustantiva de la elaboración de un proyecto, y que la razón costo-beneficio no sólo sea en términos de los beneficios que pueda generar la construcción de una obra de esta naturaleza, sino también cuáles son los costos ambientales que puede significar una obra de estas magnitudes. Creo que es fundamental incorporar tres elementos básicos: los elementos técnicos, los ambientales y los socioeconómicos; si bien la legislación ambiental mexicana establece claramente que nuestras decisiones son en materia de competencia ambiental y si nosotros no podemos incorporar en nuestras decisiones elementos socioeconómicos, la atención que puede generar la aprobación de un proyecto
  8. 8. 8 en materia ambiental puede verse frenada si en la práctica es limitada por intereses regionales o por consideraciones no previstas en el proceso de internizar la participación de los afectados o beneficiados en la toma de decisiones. Creo que es fundamental también que exista un importante acercamiento con los grupos regionales que van a verse involucrados en una toma de decisión de esta naturaleza y que finalmente debe haber una especie de proceso de aprobación. Un proyecto de esta naturaleza no puede ser un mecanismo por sorpresa, no puede ser un mecanismo que en función de la demanda federal o la necesidad de una obra de esta naturaleza sea una decisión vertical, y creo que esto ha sido demostrado por muchas experiencias regionales en donde ha existido un mecanismo de consulta y participación. Debo decirles que la legislación ambiental mexicana en las modificaciones del 13 de diciembre de 1996 involucra un contexto fundamental para nosotros que se llama consulta pública, que es un procedimiento que a petición de una comunidad directamente afectada por la construcción, en este caso de una presa, puede solicitar a la autoridad ambiental la realización de un mecanismo de consulta, que puede ser la consulta de un expediente, el envío de cartas y de opiniones y preocupaciones a la SEMARNAP, así como la necesidad de realizar reuniones de información donde el promovente de un proyecto tiene que informar a la población directamente afectada cuáles son los costos, cuáles los beneficios que va a traer un proyecto; esto no sucedía antes, ahora ya es por ley la obligación cuando así se solicite, de realizar estos mecanismos de consulta pública, y debo decirles que la práctica ha demostrado que son lo mejores mecanismos para poder conciliar intereses, porque son transparentes y abiertos. Hemos tenido ya tres consultas públicas de proyectos; de megaproyectos de desarrollo, ninguna, pero sí proyectos ligados a actividades petroleras, a actividades mineras de diferentes magnitudes, y han sido un mecanismo extraordinario para poder buscar los medios de conciliación de intereses regionales, y no descarto que en los proyectos de varias presas del país esto sea un mecanismo que en el futuro seguramente va a permear la toma de decisiones. Creo que es fundamental tomar en cuenta los mecanismos de serie participativa, de participación, y finalmente la necesidad de que las medidas de toma de decisiones incorporen por lo menos tres criterios; nuevamente los proyectos de esta naturaleza nunca son simplemente aprobados, siempre son aprobados con un conjunto de condicionantes, y las condicionantes tienen cuatro capítulos fundamentales: Uno tiene que ver con las condicionantes que obligan el cumplimiento de las normas sociales mexicanas vigentes, emisiones de ruidos, manejo del agua, respeto a las normas sociales mexicanas para protección de la fauna y flora silvestre, las que aplican directamente a la aprobación de un proyecto, que aunque no fueran anunciadas, tienen que ser cumplidas cabalmente. Un segundo paquete de condicionantes tiene que ver con la etapa de construcción del proyecto, con todas las condicionantes para mitigar los impactos ambientales del
  9. 9. 9 proyecto. Estamos claros de que los principales impactos ambientales negativos que genera una presa son en la etapa constructiva, y una vez puesto en marcha el proyecto los impactos se van decantando y empieza inclusive haber impactos positivos producto de la instalación de estas obras. Creo que es fundamental tomar en cuenta este mecanismo de operación y ser muy estrictos en el cumplimiento de estas condicionantes, porque es lo que implica mayor movimiento de tierras y de materiales que puedan afectar las condiciones de los ecosistemas ahí presentes cuando se aprueba un proyecto. En tercer lugar deben incluirse los mecanismos de compensación, de instauración, por supuesto todos los mecanismos de destrucción de los espacios y habitats que pueden ser restituidos, y finalmente los mecanismos de monitoreo que tienen que estar siempre presentes en una resolución de evaluación de impacto ambiental; diría en términos generales ¿cuáles son los principales cambios que encontramos nosotros, cuando evaluamos un proyecto?, y con eso terminaría la exposición. Por supuesto que hay cambios en el uso del suelo que son quizá los más importantes, nuevamente se pierden terrenos productivos aunque se ganen en otro sentido, hacia nuevos proyectos y oportunidades de aprovechamiento, pero es claro que se pierden selvas, bosques y regiones áridas con su importancia ecológica respectiva, nuevamente se afectan poblados, poblados humanos, y eso implica reubicarse, y la reubicacióh implica una serie de impactos ambientales que a veces no son considerados, por supuesto afectaciones, que a veces son severas, a la flora y a la fauna, también afectaciones acuáticas y que generalmente se pierden como sistemas importantes, por supuesto modificaciones a la hidrología de la zona. Hay modificaciones a la topografía del área, hay modificaciones en el microclima existente y en general creemos que hay modificaciones a la calidad del suelo y por supuesto en la calidad del agua. Las consecuencias de estas decisiones en general llevan a efectuar adecuados programas para el pago de indemnizaciones, Queremos ser enfáticos en eso del desmonte, el despalme, la ubicación física de una presa, el llenado de la presa, del embalse es indiscutible que genera impactos irreversibles. No estamos en desacuerdo ni cuestionando estos elementos, sino que el mecanismo de construcción tome en cuenta los factores ambientales que hay que subsanar, producto de nuestras decisiones, con esto concluiría yo mi presentación sólo comentando lo que dije al principio, en la medida en que los costos ambientales de la construcción de las presas sean internalizados y que la toma de decisión de un proyecto no sea sólo un trámite, una firma para poder iniciar la obra, sino sean parte inherente a la construcción de un proyecto, estoy seguro que los mecanismos de evaluación serán más expeditos, serán mucho más certeros, y dejaremos el terreno de la especulación, sobre si la programación de un proyecto de esta naturaleza es el adecuado o si estamos dejando un conjunto de elementos al cuestionamiento o a las medidas de monitoreo posteriores. Con esto dejaría mi presentación, ojalá que haya sido útil. Gracias.
  10. 10. 10 Bharathi A river of ruin - The World Bank's Big Dams. https://waterpedia.wiki/image/stEC The World Bank has funded some 600 dam projects for a total of approximately US $100 billion. These dams have caused untold environmental destruction, showed corruption, displaced more than 10 million people, and impacted hundreds of millions more. This infographic will help to navigate the World Bank's dam building over the decades. 1950 Bank-supported Kariba Dam left 58,000 people in Zambia and Zimbabwe impoverished. it sets off a decline of the Zambezi delta. 1974 Bank-supported Tarbela dam in Pakistan begins to fill serious technical failures. Put millions of people downstream at risk of a massive flash flood. It doubles the cost of the project while repair and stabilizes the dam. 1978 world bank works with military dicatorship in Gautemala to build Chixoy Dam. More than 400 people where massacared to make way for the project. Survivors still not recieved reparations for their loses.
  11. 11. 11 1979 Yacreta Dam - Parana river. project costs $2.5billion to $15 billion as corruption inflated. Displaced 40,000 people and flooded a unique environmet. The other years the world bank helped in building dam are listed. All these dams are either corrupted, destructed or people displaced. 1994 - Sardar sarovar dam, India 1995 - Arun3 project, Nepal 2000 - The World Commision of dams 2003 - World bank started to finance large dams again 2005 - Nam Theun II dam, Laos 2012 - Gibe III dam, Ethipa 2013 - Inga 3 dam , congo river
  12. 12. 12 BBC Mundo (5 octubre 2016). La inmensa fuente de contaminación de la que no nos habíamos dado cuenta hasta ahora. https://www.bbc.com/mundo/noticias-37549665 Redacción Cuando piensas en fuentes de gases contaminantes ¿qué es lo primero que te viene a la mente?¿El petróleo? ¿La industria? ¿Los fertilizantes?Un estudio publicado hace unos días en la revista BioScience asegura que 1,3% de los gases de efecto invernadero de todo el mundo no viene de ninguna de lasopciones expuestas arriba.Son los embalses y represas construidos por el hombre -ya sea para generar electricidad, tener agua potable u otros fines- los que generan 1.000 millones de toneladas anuales de gases contaminantes.Para tener una idea, esto es más que el dióxido de carbono que se genera en toda Canadá. Esto quiere decir que si los cálculos de los expertos de universidades de Estados Unidos, Canadá, China, Brasil y Holanda son correctos, estamos emitiendo más gases a la atmósfera de lo que venimos calculando.No es una buena noticia, teniendo en cuenta que la semana pasada el Instituto de Oceanografía Scripp, en EE.UU., anunció que los niveles de CO2 en la atmósfera habían superado las 400 partes por millón, por lo que había pocas esperanzas de regresar a los niveles de seguridad de 350ppm. El estudio no hizo diferencia entre represas para producir energía y otros embalses. Los expertos científicos creen que mantener la concentración de gases de efecto invernadero por debajo de las 400 ppm es vital para evitar que la temperatura del mundo suba por encima de los 2 grados Celsius con respecto a la era pre-industrial. ¿Qué pasa ahí? En el caso de los embalses, los expertos creen que son una fuente importante de metano, un gas con efecto invernadero que si bien
  13. 13. 13 tiene una vida corta en la atmósfera, a lo largo de un siglo es 34 veces más potente que el dióxido de carbono.La fuga de gas metano que creó un pueblo fantasma y tiene en emergencia a California Y del total de gases que los embalses y represas generan, el 80% es metano. "Teníamos una idea de que el metano iba a ser muy importante (en nuestro estudio), pero nos sorprendió cuán importante es", señaló Bridget Deemer, jefa del estudio e investigadora asociada de la Universidad del Estado de Washington, en EE.UU. Cuando se inundan grandes extensiones de terreno, la materia orgánica se empieza a descomponer y produce metano. Al contrario que los lagos naturales, los embalses tienden a inundar grandes extensiones de materia orgánica que, en la medida que se va descomponiendo, produce dióxido de carbono, metano y óxido nitroso. Estos embalses también reciben de los ríos mucha materia orgánica y nutrientes, como nitrógeno y fósforo; lo que estimula la producción de gases contaminantes. "Y descubrimos que las emisiones de metano estimadas por embalse es 25% superior a lo que se pensaba hasta ahora", le djo Deemer al diario Washington Post."Esto es significativo si tomamos en cuenta la creciente proliferación de represas en el mundo". Para llegar a esta conclusiones, los investigadores revisaron 267 estudios de embalses y represas hechos desde el año 2000, que en total ocupan un área de más de 480.000 km2.Es el metano Los 1.500 millones de vacas y otros animales de pastoreo siguen siendo unos de los grandes emisores de metano. Esta no es la primera vez que se estudia el impacto de los embalses en el cambio climático.Hace 16 años la revista Bio Science publicó uno de los primero estudios sobre cómo estas concentraciones de agua hechas por el hombre contribuyen al efecto invernadero.Pero es ahora que expertos incluyen en la ecuación al gas metano."Este estudio revisó la literatura (científica) para probar y sintetizar lo que sabemos sobre la magnitud y control de las emisiones de metano y otros gases efecto invernadero, como el dióxido de carbono y óxido nitroso", explicó la experta Bridget Deemer en a página de la Universidad de Washington.Los expertos también descubrieron que, si bien algunos embalses absorben más dióxido de carbono y óxido nitroso del que expulsan, este no es el caso para el metano.
  14. 14. 14 BBC News Mundo. (27 de enero, 2019). “Presa de Brumadinho en Brasil: ¿qué falló en el dique cuya ruptura ha dejado al menos 60 muertos y casi 300 desaparecidos?”, por Redacción. https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-47007628 Derechos de autor de la imagenGETTY IMAGESImage captionLos equipos de rescate trabajan sin descanso a estas horas en la zona afectada. Capas de espeso lodo, casas arrasadas y al menos 60 muertos de momento, según el último recuento oficial del domingo. Es el balance que deja una jornada terrible para Brasil, mientras los servicios de emergencia tratan de localizar a los 292 desaparecidos en el municipio de Brumadinho, en el estado de Minas Gerais (sureste de Brasil). La rotura de la represa Córrego do Feijão, que pertenece a la compañía minera Vale, desencadenó el viernes un alud de aguas residuales que arrastró todo a su paso convirtiendo la zona en un barrizal. Presa de Brumadinho en Brasil: imágenes aéreas de la zona del desastre tras el colapso de la represa
  15. 15. 15 La avalancha sepultó las instalaciones de la presa, la mina de hierro y varias viviendas en áreas rurales.En esta mina, el hierro se extrae con agua. Los residuos líquidos se albergan en balsas o represas alrededor de la mina para, en teoría, su posterior tratamiento. Antes y después de la rotura de la presa 25 de enero de 2019 Inicio de 2019 La rotura de la presa en Brumadinho provocó la avalancha en las zonas colindantes, provocando la catástrofe. En estas horas cruciales, los servicios de emergencia han rescatado a casi cincuenta personas del fango.Sin embargo, las autoridades en el estado de Minas Gerais dicen que las posibilidades de encontrar más sobrevivientes son escasas. Derechos de autor de la imagenAFPImage captionEquipos de rescatistas se desplazaron por el lugar para buscar a los desaparecidos.
  16. 16. 16 El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que sobrevoló la zona por la mañana, emitió un comunicado en el que dice que tomará todas las medidas necesarias para castigar a los responsables y evitar que vuelva a ocurrir una tragedia similar. Derechos de autor de la imagen @jairbolsonaro@JAIRBOLSONARO Los fiscales ordenaron a la compañía minera, Vale, suspender las operaciones en el sitio, y los técnicos han empezado a centrar sus pesquisas en las causas de la tragedia.La primera de las preguntas sin resolver es por qué no funcionó ninguna alerta. Derechos de autor de la imagenAFPImage captionUna gran cantidad de lodo descendió por las laderas tras la rotura de la presa. No sonó la alarma María Júlia Andrade, que integra el Movimiento por la Soberanía Popular en la Minería (MAM), explicó a BBC Brasil que los habitantes de la zona confirmaron que el sistema de alarma no funcionó en el momento del accidente.Vale promovió un entrenamiento con los residentes de la región para casos de accidente, orientándolos sobre cómo actuar y para dónde huir si oyen la alarma.Sin embargo, según Andrade, ninguna sirena fue accionada tras el accidente.
  17. 17. 17 "Es la sirena la que desencadena todos los protocolos de seguridad. Si no toca, no hay protocolo", dijo.En una rueda de prensa el viernes, el presidente de la minera, Fabio Schvartsman, dijo que el accidente pudo haber sucedido de forma brusca, no dando tiempo a que la alarma sonara. Más peligro Después del accidente, los bomberos dijeron a la prensa local que la ruptura de la presa había dañado la estructura de otras dos represas del mismo complejo minero.Pero el presidente de Vale afirmó que solo una represa se había roto y que una segunda, pese a haberse desbordado, tenía la estructura intacta.Según la Vale, la balsa rota había pasado las inspecciones de seguridad en junio y septiembre de 2018 estableciendo que era una infraestructura segura. Derechos de autor de la imagenREUTERSImage captionLa zona está poco poblada, pero había muchos trabajadores de Vale. Sin embargo, los expertos cuestionan los criterios de dicha aprobación. Alessandra Cardoso, asesora política del Instituto de Estudios Socioeconómicos (Inesc), dijo a BBC Brasil que el hecho de que la represa llevara inactiva hace tres años, sin recibir residuos, habría desgastado la estructura. Para ella, cuando una mina o represa paraliza sus actividades, "la tendencia es que la empresa dé menos atención" a los criterios de seguridad.
  18. 18. 18 Derechos de autor de la imagenREUTERSImage captionLas instalaciones de la mina resultaron afectadas por las corrientes de lodo. Córrego do Feijão está clasificada como una estructura de pequeño porte pero con alto potencial de daño.El daño potencial se refiere al riesgo "de pérdidas de vidas humanas y de impactos económicos, sociales y ambientales resultantes de la ruptura de la represa", según la ley brasileña en la materia.Rescate Entre los desaparecidos, había 100 empleados que estaban almorzando en el área administrativa de la represa cuando un torrente de lodo y agua lo golpeó, dijo el portavoz de bomberos teniente Pedro Aihara. El secretario adjunto de Salud de Brumadinho, Geraldo Rodrigues, dijo a BBC Brasil que funcionarios de la minera informaron que el lodo alcanzó las instalaciones de la empresa a la hora del almuerzo. La localidad de Vila Ferteco alberga las oficinas de administración de Vale, así como algunas viviendas, pero no es un lugar muy poblado. El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, visitó el lugar del desastre el sábado por la mañana y un gabinete de crisis fue instalado para monitorear la situación, informó el portavoz Otávio Santana. s operaciones de rescate incluyeron un helicóptero. A través de Twitter, Bolsonaro dijo que lamenta lo ocurrido y que los ministros de Desarrollo Regional, Minas y Energía y del Medio Ambiente, así como el Secretario Nacional de Defensa Civil, viajarán a la región. "Nuestra mayor preocupación en este momento es atender eventuales víctimas de esta grave tragedia", escribió. Este sábado, el Instituto Brasileño de Medio Ambiente (Ibama) anunció una multa inicial a la empresa Vale por valor de 250 millones de reales (USD$66,5 millones) por el accidente. A 3 años de otra tragedia En noviembre de 2015, otra represa de Vale, en la región de Mariana de Minas Gerais, también sufrió una falla que dejó 19 personas muertas y miles de desplazados.La represa Fundão liberó 34 millones de metros cúbicos de desecho de mineral, que descendieron 55 km por el río Gualaxo del Norte.La avalancha de lodo recorrió 663 km de cursos de agua y alcanzó a 39 municipios en Minas Gerais y Espírito Santo, el mayor desastre ambiental del país.
  19. 19. 19 Bestoppers. (18 de agosto, 2015). “Top 10 biggest dam in the world”. http://besttoppers.com/top-10-biggest-dam/ Deepika@ swot Sync rude Tailings Dam Mildred MLSB Located: Fort McMurray Alberta, Canada This Dam was the largest dam in the World by Structure, was built in 1976 to 1978 and alteration in 1995. It also called as Mildred Lake Settling Basin (MLSB), its volume about 540 to 720 million cubic meters Cubic Meters according to the report and the Height of the Dams structure 88 meters. Tarbela Dam Located: Tarbela, Pakistan Tarbela Dam, construction begun in 1968 and completed on 1976.The Dam volume is about 106 to 152 million Cubic meters with the structure height of 143 meters, The Dam created Tarbela Reservoir with the surface area of 250 square kilometres.
  20. 20. 20 Fort Peck Dam Located: Fort Peck This is one of the Old Dam and constructed in 1933 to 1940, the Structure volume of the dam is around 96 million cubic meters and its Height of the dam structure is 76.4 meters. Fort Peck Dam creates Fort Peck Lake with the Surface of 245,000 acres. Ataturk Dam Located: Sanliurfa, Turkey The original name of the Ataturk dam was Karababa, constructed in 1983 to 1992. The Structure volume of the dam is around 84 million Cubic meters, height of the dam structure 166 meters and length is about 1819 meters. Guri Dam Located: Necuima Canyon, Bolivar Guri Dam is constructed in 1963 to 1978, the Dam Can Store Structure Volume around 70 million cubic meters its height from the construction surface is 162 meters. The Dam created by Caroni River and Creates Guri Reservoir that has Surface area about 4,250 square kilometres.
  21. 21. 21 Gardiner Dam Located: Saskatchewan, Canada Gardniner Dam is built on South Saskatchewan River. The dam constructed on 1959 to 1967. The dam has a width of 1.5 km with height of 64 meters at its base, the Volume of the Structure is about 65.4 million cubic meters. Mangla Dam Located: Mirpur District, Pakistan The Mangla Dam which is constructed in 1961 to 1967, the dam built on the Jhelum River. The Dam rises 138 meter in height and 3.14 km in length, the structure volume is 65 million cubic meters. Robert-Bourassa Dam Located: Northern Quebec, Canada It is the world’s 8th biggest dam. The dam is owned by Hydro-Québec and was constructed from 1974 to 1981and has a reservoir capacity of 61.7 billion cubic metres covering a surface area of 2,815km2 .The dam height 162m and 2,835m in length,
  22. 22. 22 Oroville Dam Located: California, United States Oroville is in the east of Oroville, the Embankment Dam built on the Feather River. The Dam has Height 230 meter, Length 2,110 meters and the Structure Volume 59.6 million cubic meters. Oahe dam Located: South Dakota, United States. The Oahe Dam is a largest dam and creates four artificial reservoirs. The dam’s construction begun in 1948.its height is about 75000 cubic meters, length 372 kilometres and the structured volume 1,122,000 cubic yards. The power plant provides electricity for much of the north-central United States.
  23. 23. 23 Bosshard, Peter. (27 de mayo, 2014). “Diez cosas que usted debe saber sobre las Represas”. International Rivers. https://www.internationalrivers.org/es/resources/diez-cosas-que-usted-debe-saber-sobre-las- represas-8326 1. 50,000 Grandes Represas están obstruyendo los ríos del mundo: Cerca de 50.000 represas con una altura de 15 metros o más y millones de pequeñas represas se han construido en los ríos del mundo. Algunas de ellas datan de los siglos, pero la mayoría fueron construidos después de la Segúnda Guerra Mundial. Cerca de 5.000 represas tienen una altura de 60 metros o más; otras 350 gigantes están actualmente en construcción. 2. Las represas están cambiando la cara de la Tierra: Las represas han fragmentado dos tercios de los grandes ríos del mundo e inundado una superficie del tamaño de España. Sus depósitos contienen tres veces más agua que los ríos de todo el mundo, y constantemente se pierden cerca de cuatro cataratas del Niágara a la evaporación. Las represas atrapan 40 kilómetros cúbicos de sedimentos cada año, y matan de hambre a los deltas de los sedimentos que los protege contra el mar intruso. 3. Las represas proporcionan servicios importantes: Las represas generan el 16% de la electricidad mundial y el riego de los cultivos de alimentos para el 12-15% de la población mundial. En menor medida, las represas también se han construido para fines de abastecimiento de agua, protección contra inundaciones, la navegación y el turismo. La mayoría de las represas han sido construidas para el riego, pero el 80% del agua que se almacena se utiliza para la energía hidroeléctrica 4. Las Represas dan muerte a los peces: Las Represas bloquean la migración de los peces, agotan a los ríos de oxígeno, e interfieren con los factores biológicos que guían a los peces. También reducen la capacidad de los ríos para limpiarse. Debido a la construcción de represas y otros factores, la población de las especies de agua dulce ha disminuido en 37% entre 1970 a 2008 - más que las poblaciones de otros ecosistemas. Las poblaciones tropicales de agua dulce disminuyeron en un espantoso 70%. 5. Las Represas están cambiando el clima: Las represas no son climáticamente neutrales. Particularmente en los trópicos, la materia orgánica en descomposición en sus embalses emite metano, un gas de efecto invernadero agresivo. Los científicos han estimado que los embalses representan el 4% de todo el cambio climático hecho por el hombre, lo que equivale al impacto climático de la aviación. Las inundaciones y sequías
  24. 24. 24 causadas por el cambio climático, a su vez hacen de las represas menos seguras y menos económica. 6. Las represas desplazan a las personas: Las represas han desplazado a un estimado de 80 millones de personas, con 23 millones solo en China. El desplazamiento roba a las personas que ya son pobres y marginados de sus recursos, las habilidades y la identidad cultural, y los empobrece aún más. Las presas también han tenido un impacto negativo de 500 millones de personas que viven río abajo. Los beneficios de las represas a menudo pasan por alto a las personas que sacrifican sus medios de vida por ellos. 7. Las Represas pueden violar los Derechos Humanos: La mayoría de las represas que desplazan a grandes poblaciones están siendo construidos por gobiernos autoritarios. En Birmania, China, Colombia, Etiopía, Guatemala, Sudán y otros países, los constructores de represas a menudo han respondido a la oposición con graves violaciones de los derechos humanos. En la peor masacre de las represas, más de 440 indígenas fueron asesinados para dar paso a la Represa Chixoy en Guatemala en 1982. 8. Las represas son costosas: Las grandes represas pertenecen a las inversiones más costosas que muchos gobiernos jamás han hecho. Se estima que unos 2000 mil millones de dólares se han gastado en las represas desde 1950. Debido a errores de planificación, problemas técnicos y la corrupción, las presas experimentan demoras promedio de 44% y excesos de costos de un 96%. Tales excesos masivos los hacen poco rentable. 9. Las represas no duran para siempre: Tarde o temprano los embalses se obstruyen, y el costo de mantenimiento de las represas se vuelve mayor que sus beneficios. En los Estados Unidos, más de 1.000 represas se han eliminado a un gran costo. Cuando las represas no están debidamente construidas o mantenidas, se pueden romper. En el desastre más grande de represa del mundo, el fallo de la represa china de Banqiao mató a unas 171.000 personas en 1975. 10. Mejores Soluciones suelen estar disponibles: En 2012, los gobiernos y las empresas han instalado 75 gigavatios de energía eólica y solar, en comparación con 30 gigavatios de energía hidroeléctrica. Tales alternativas les va mejor cuando se incluyen los impactos sociales y ambientales y los costos de transmisión. La Agencia Internacional de la Energía ha propuesto que el 60 por ciento de los fondos necesarios para lograr el acceso a la energía para todos debería ir a los proyectos locales de energía renovable. Traducción por Oscar Sogandares G., www.chiriquinatural.com
  25. 25. 25 Boyle, Devan. (17 de junio, 2013)”River dams: thumbs up or thumbs down?” Blueridgeoutdoors. https://www.blueridgeoutdoors.com/paddling/river-dams-thumbs-up-or-thumbs-down/ THUMBS UP There are 84,000 dams in the U.S. that provide flood control, drinking water, agricultural irrigation, hydropower, and recreation. Dams are engineered structures—like roads, bridges, and railroads—that make our high quality of life possible. Most dams that exist in the U.S. were constructed between 1950 and 1990. As with much U.S. infrastructure, many existing river dams are aging and in need of repair, rehabilitation, or even removal if they have out-lived their original purposes.Hydropower is one of the crucial uses for dams, but less than 3 percent of existing dams produce hydroelectricity. Hydropower is the largest source of renewable electricity in the U.S. In addition to providing baseload and peaking power, hydropower projects also keep electrical transmission systems working smoothly. The potential adverse impacts of dams are well documented, to be sure. These may include altered stream flow, habitat degradation, blockage of the upstream and downstream migrations of fish, mortality of fish passing through turbines, and lower rates of dissolved oxygen downstream of dams. Over the last several decades, however, an extensive regulatory system has been developed to detect and correct such problems. For example, the Low Impact Hydropower Institute (LIHI) operates a voluntary certification process that identifies hydropower projects that have reduced their impacts and are investing in improvements in their local rivers. LIHI evaluates projects based on specific criteria: water release patterns below the project, water quality, fish passage, protection of threatened/endangered species, cultural resources, recreation, and requests for dam removal. More than 100 projects in 27 states have satisfied all of the LIHI criteria. The fact that dams have the potential for adverse effects cannot be denied, but many of these can be reduced or eliminated with good siting and operation, plus modern mitigation
  26. 26. 26 practices. When dams are well managed, their net benefits are strongly positive. Dr. Michael J. Sale is the executive director for the Low Impact Hydro Institute. THUMBS DOWN Wild rivers—ones that run free from headwaters to confluence—have nearly been wiped from the map and from our imagination. “Working” rivers—rivers with dams—have been replacing them. Modern dams, permanent and concreted, are the most charismatic of the giant water projects: nameable, decorated, architectural, triumphant, wired. The Army Corps of Engineers and the Bureau of Reclamation have practiced other similar techniques of reshaping terrain, including levees, canals, pipelines, jetties. Dams might be the most devastating. Dams disrupt natural systems and thwart the work of rivers. Dams block fish runs and seasonal flood patterns—thus also their redistribution of nutrients, like marine nitrogen delivered by salmon to feed forests far inland. Hydroelectricity and irrigation are far more expensive when we count down-the-line costs of blocking forest regrowth, aquifer recharge, and topsoil renewal. Instead, dams encourage unsustainable growth, such as the mirage-metropolises of Phoenix and Las Vegas. Out-of-place agriculture makes deserts bloom briefly, but then leaves fields salted, palms wilting. Dams displace people, often indigenous people and powerless people, from their river lifelines. In Tennessee and Kentucky, I grew up loving TVA lakes, not knowing that those lakes had drowned fertile bottomlands, homes, graveyards, living creeks, and human memories. The lakes were controlled and speedboat-clogged, with stinking bathtub-rings of stripped chert and shale. The same story can be found across the country and around the world. In California, the Winnemem Wintu tribe fights a Shasta Dam add-on that will flood vital sacred sites. The Winnemem’s ongoing displacement is mirrored in language endangerment; only a few fluent speakers remain. In China, Three Gorges dam has displaced over one million people. Worldwide, dams also displace democracy. Dams are built as required elements of World Bank and IMF deals that rarely benefit the local people. Most of the generated hydropower is delivered to big cities, not the rural villages displaced by the dams. Dams are made to fail. Huge reservoir surfaces mean terrible annual evaporation losses. Even the largest reservoirs silt up; Hoover Dam’s reservoir has less than 100 years left. Because of dams’ intense resource concentration, it’s an expensive failure. And dam collapse is nightmarish: catastrophic release of scouring grit, heavy metals, and tainted mud down-river. Dams are not the solution to our energy crisis. Solar and wind can provide far more reliable, long-term energy than hydropower with far fewer environmental costs. Wild, free-flowing rivers also provide the best recreation, whether you’re an angler, whitewater paddler, or swimming hole enthusiast. Rather than hordes of pollution- spewing speedboats on artifical lakes, the waters of Appalachia can once again run free and clean. The Blue Ridge is one of the world’s most ideal spots for wild, free-flowing rivers enjoyed by anglers, kayakers, and hikers—as well as by healthy, intact, abundant ecosystems. It’s hard to see our way past dams to rivers that will really work again. But dam removal projects are gaining popularity. Once dams go, we’ll rediscover the wonders of wild, clear rivers teeming with fish. July Cole is co-editor of Dam Nation: Dispatches from the Water Underground.
  27. 27. 27 Brites, Walter y Maria Rosa Catullo. 2016. Represas y transformación socio-urbana. Un análisis comparativo de los proyectos hidroeléctricos de Salto Grande y Yacyretá. Cidades 33. http://journals.openedition.org/cidades/352 Introducción 1 Denominamos ciudad de Federación al antiguo asentamiento inundado en el año 1979 y Nueva Federación (...) 1En el contexto regional, la construcción de represas hidroeléctricas en países del Mercosur, como Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay ha provocado relocalizaciones urbanas –como el caso de las ciudades de Posadas y Encarnación (represa paraguayo-argentina de Yacyretá); Villa Constitución y Nueva Federación (represa argentino-uruguaya de Salto Grande) o la ciudad de Itá (represa de Itá, sur de Brasil). En este sentido, se remarca aquí, como hito que la primera relocalización urbana que se produjo en la Argentina fue el proceso que se llevo a cabo en la ciudad de Federación1, provincia de Entre Ríos, consecuencia directa de la construcción de la represa binacional de Salto Grande. 2En el marco de los denominados proyectos hidroeléctricos de desarrollo, los reasentamientos urbanos constituyen un fenómeno complejo de efectos multidimensionales. Son multidimensionales porque afectan desde la transformación urbana más general, pasando por la alteración de los patrones de ocupación del espacio, hasta los cambios en los estilos de vida y las estrategias reproductivas de los desplazados. Desde este punto de vista proponemos una perspectiva que analice: a) la naturaleza del proyecto de desarrollo, d) sus acciones de reasentamiento y c) sus incidencias en cambio urbano de las ciudades. 3En este artículo nos centramos en los procesos de reasentamiento, generados por la construcción de las represas hidroeléctricas de Salto Grande y Yacyretá, analizando las consecuencias generadas en las ciudades de Nueva Federación y Posadas (Argentina) y Encarnación (Paraguay) respectivamente. En particular, nos basamos en los antecedentes de las investigaciones desarrolladas por Catullo respecto al proceso de relocalización de la ciudad de Nueva Federación desde 1981; y de Brites en torno a los trabajos de campo en la ciudad de Posadas desde 2007 y en Encarnación desde el año 2013. 4El artículo sintetiza una experiencia de investigación longitudinal de enfoque descriptivo y comparativo en base a los casos de las ciudades estudiadas. Metodológicamente, la investigación se apoyó en la revisión, sistematización y análisis de diversos documentos oficiales y no oficiales, así como en experiencias de trabajo de campo y entrevistas con diversos informantes, técnicos, funcionarios, vecinos desplazados, etc. Este proceso facilitó la producción de datos e información de significativa relevancia para la investigación, pero aquí, por motivos de espacio, lo desarrollamos de manera resumida y acotada. 5El punto de partida de este trabajo sugiere que los proyectos hidroeléctricos montados en áreas de influencias de las ciudades desencadenan grandes procesos urbanos, que obligan a re-planificar el espacio de las ciudades, desatando variados y complejos proyectos urbanos de contingencia. La realización de grandes represas engloban la presencia de un número significativo de sectores sociales, entre los se destacan: las instituciones financieras, nacionales e internacionales, las empresas constructoras, los entes gubernamentales, las empresas consorcistas responsables de los emprendimientos, las poblaciones locales que ocupan las áreas destinadas a la construcción, las asociaciones y grupos corporativos, etc. Así los proyectos hidroeléctricos, como intervenciones de gran escala, generan variados y multidimensionales
  28. 28. 28 procesos, entre los que enfatizamos en este trabajo: la modificación física y funcional de determinados espacios de la ciudad. 6Tanto Yacyretá como Salto Grande tienen carácter de Proyecto Binacional. Salto Grande se ejecutó a través de una Comisión Técnica Mixta de Salto Grande (CTM Argentina-Uruguay) en tanto Yacyretá lo hizo a través de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY Argentina-Paraguay). A pesar de la similitud entre ambos proyectos hidroeléctricos, (ubicación sobre grandes ríos en limites internacionales o de frontera, complejidad económica e ingenieril, efectos sobre ciudades, implicancias socio-ambientales, desplazamientos, etc.), existen, no obstante, varias diferencias entre los proyectos de Yacyretá y Santo Grande. La represa de Yacyretá es de mayor envergadura y escala, su construcción total fue dilatada en el tiempo (3 décadas), mientras Salto Grande fue mas eficiente en su ejecución tardando en construirse solo 6 años. Como veremos, quizás la diferencia más notable es su impacto sobre las ciudades, la reconfiguración de sus tramas urbanas y los sectores sociales afectados. Salto Grande anegó prácticamente la mayor parte de la ciudad de Federación, su centro urbano y sus residentes provenientes de todas las clases sociales (relocalización de la ciudad). Yacyretá en cambio afectó solo a la población más pobre situada en los bordes fluviales de Posadas y Encarnación, y generó programas de relocalizaciones desde las nuevas áreas de costas hacía áreas periféricas. Figura 1. Mapa de Argentina y localización de las represas Aumentar Original (jpeg, 172k) Fuente. Elaboración propia. Represas y relocalizaciones: algunas aproximaciones teóricas 7De manera general, los proyectos hidroeléctricos se encuentran ligados a los procesos y políticas de desarrollo, presentándose al desplazamiento como un efecto del progreso. De hecho, el desplazamiento emerge de manera inherente al desarrollo, a los megaproyectos y la modernidad (Gellert y Lynch, 2003). Aunque es importante tener en cuenta que detrás del ropaje del desarrollismo, los reasentamientos no son solo proyectos técnicos y de planificación, sino fundamentalmente procesos socio-culturales, políticos, discursivos e históricos (SERJE, 2011: 15).La construcción de grandes represas hidroeléctricas es el resultado de múltiples aspectos económicos, sociales, políticos, culturales, técnicos y ecológicos (Radovich, 2011). El informe AIDA (2009), analiza a través de casos testigos2 , como los gobiernos comúnmente se desvían de la normas y legislaciones estatales violando una serie de leyes ambientales y derechos sociales. El
  29. 29. 29 informe documenta que detrás de la ideología progresista, frecuentemente hay desalojo por la fuerza de familias y grupos sociales privándolos de la tierra, fuentes de agua o trabajo tradicional. Las relocalizaciones son frecuentemente entendidas en términos de “reasentamiento involuntario”. Softestad (1991) entiende a este proceso como “transferencias de población”, en el marco de acciones programáticas de reubicación poblacional impuesta por el Estado, atendiendo a diversos propósitos. 9Los procesos relocalizatorios vinculados al efecto de grandes represas hidroeléctricas desencadenan importantes modificaciones en los esquemas tradicionales de vida de las poblaciones afectadas generando cambios en muchos aspectos de la vida cotidiana y local de los afectados (Catullo y Roa, 2008). En los contextos urbanos, las relocalizaciones son fenómenos aún más complejos y multidimensionales, manifestándose indisolublemente ligados a los procesos adaptativos y de supervivencia de los sectores más deprimidos: actúan desconfigurando el marco vital en el que se desenvolvían, tanto los individuos como las familias afectadas. 10De modo que las relocalizaciones, más allá de afectar las viviendas y el barrio, impactan negativamente sobre un conjunto de variables cruciales para la organización colectiva de la población. Además de modificar aspectos de la vida cotidiana y local de los afectados (Catullo 2006) e instalar acelerados procesos de cambios socioculturales que superan la temporalidad de la construcción que el proyecto requiere (Radovich, 2011). 11El pionero estudio de Leopoldo Bartolomé (1985) señala que las relocalizaciones desencadenan variados efectos perturbadores, caracterizados por un agudizado empobrecimiento de la población, así como crisis, tanto en las estrategias adaptativas, como en los sistemas de organización colectiva y de supervivencia. En si, “toda relocalización compulsiva constituye de por si un drama y, por lo tanto, expone a la luz los mecanismos básicos que sostienen el tejido social de una comunidad humana, y en especial aquellos que hacen a su ajuste con el medio físico y social” (Bartolomé, 1985: 12). 12Los trabajos de Art Hansen y Anthony Oliver-Smith (1982) ponen de relieve que detrás de los procesos de resistencia hacia alguna forma de reasentamiento se encuentra la importancia y valoración del lugar en la cultura humana. La naturaleza compulsiva y temporalmente acotada del desplazamiento “priva a los relocalizados de una auténtica posibilidad de optar por el mantenimiento del status quo” (Bartolomé, 1985: 9). La alienación relacionada con el “apego al lugar” (Cernea, 1989) es un efecto muchas veces notorio de las relocalizaciones, conjuntamente con la desarticulación de redes sociales y la fisura de lazos comunitarios que la disposición del espacio posibilitaba en un contexto de pre-traslado. No obstante, señalamos aquí, que el impacto provocado por la relocalización no es homogéneo, las familias desplazadas quedan expuestas a múltiples riesgos y resultan afectadas de un modo diverso atendiendo a su capacidad diferencial para superar las restricciones. 13Centrar el análisis en reasentamientos generados por obras complementarias a una gran represa, sitúa el problema del traslado forzoso de población en aquello eufemísticamente denominado como “relocalizaciones para el desarrollo” (Scuder y Colson, 1982)3, un tipo de visión que da por supuesto que los programas sociales relacionados con grandes emprendimientos están necesariamente destinados a beneficiar a la población afectada. Las ideas de desarrollo regional vinculadas a los proyectos hidroeléctricos también son analizadas por Lins Ribeiro (1985) a través de la noción de ideología de la redención, cuya matriz principal es la ideología del progreso, que plantea los efectos positivos del desarrollismo que suponen los proyectos de gran escala. Si embargo, a pesar del discurso de los defensores de los proyectos hidroeléctricos y de los supuestos “efectos positivos”, las obras públicas complementarias no traen necesariamente de manera homogénea beneficios para todo el mundo. La mayor parte de la literatura aquí propuesta señala que los cambios en el escenario económico y sociocultural que genera el proceso de reasentamiento dan por resultado efectos realmente traumáticos: fractura de redes sociales, quiebre de economías domésticas, aislamiento, pobreza generalizada, etc. Por ello, siempre es
  30. 30. 30 necesario poner en confrontación el discurso oficial, legitimador y benéfico de las relocalizaciones con los “efectos reales” que el proceso de relocalización ocasiona. 14Diversos estudios presuponen que todo proceso relocalizatorio representa un proceso de cambio social acelerado expresando un drama social con características políticas (Scuder y Colson, 1982; Bartolomé, 1984; Catullo, 1996). Así, el impacto social de las obras complementarias a una presa (como de algún tipo de intervención urbana) deviene inevitablemente en una relocalización forzosa, constituyendo siempre una “situación dramática” para aquellos sectores afectados. 15A pesar de los efectos sobre las condiciones de vida de las poblaciones desplazadas, en contextos urbanos las relocalizaciones re-estructuran los patrones de ocupación del espacio urbano (Brites 2012, Barreto 2004). Cuando los desplazamientos son direccionados hacia territorios periféricos, extremadamente alejados, los grandes proyectos alteran la estructura física y social de la ciudad, generando otros procesos como la segregación socio-espacial. En este contexto, el abordaje de la problemática de las poblaciones desplazadas debe incorporar las dimensiones analíticas de la relocalización y la segregación, en tanto procesos que comúnmente ofician de escenario a una multiplicidad de efectos, con implicancias en un conjunto de transformaciones en las condiciones y estilos de vida de aquellas familias que fueron obligadas a vivir en nuevos conjuntos de viviendas muchas veces en la periferia urbana (Brites, 2011). En este sentido, resultan esclarecedores los aportes de la conceptualización de la segregación urbana (Castells, 1999; Merklen, 1997) entendida como producto de las desigualdades sociales y de las contradicciones del capitalismo. Un problema que por otro lado, obstaculiza los procesos de integración social y territorial de manera plena a la estructura urbana de una ciudad. 16En el caso de Posadas y Encarnación a los efectos generales de la relocalización de poblaciones urbanas se suman aquellos específicos que desencadena la segregación socio-espacial. En este sentido, esta propuesta teórica incorpora como relevante la acción conjunta y específica de la dinámica relocalización-segregación, en tanto proceso que profundiza la fragmentación del espacio urbano, habilita nuevos enclaves para la vida de los desplazados y genera eventos sociales dramáticos en diversos alcances.(_...:..) “58En ambos proyectos, la desarticulación social es un hecho emblemático del desplazamiento, pues manifestó el quiebre del sostenimiento de redes sociales y círculos de sociabilidad estructurados de acuerdo al prolongado tiempo de residencia (redes con funcionalidades diversas, emotivas, afectivas, de supervivencia etc.). En este sentido, el aislamiento y la segregación espacial conllevaron variadas limitaciones, entre otras la interrupción de la interacción entre sectores sociales. Como sostienen Blakely y Snyder (1997: 22), “no hay contrato social sin contacto social”. De este modo, más que desintegración, la segregación generó un nuevo modelo de integración social urbana; donde la distancia física de alguna forma repercutió en la distancia social. Conclusiones 59Los proyectos hidroeléctricos Yacyretá y Salto Grande aquí analizados pueden ser interpretados como “grandes proyectos de desarrollo” con variados efectos que superan en el tiempo a la planificación original y, por lo tanto, son difíciles de ponderar. Se ha resaltado desde sus orígenes la trascendencia binacional (por sobre la escala local) de ambos proyectos. Hemos considerado que las obras de gran escala que desatan estos proyectos hidroeléctricos responden no son solo a construcciones físicas-ingenieriles sino a construcciones ideológicas que tienen por función legitimar sus consecuencias secundarias, cuestionándose poco sobre el impacto socio-ambiental que estas presas pudieran ocasionar. Entre las más severas consecuencias que se pueden nombrar: el anegamiento, la re-estructuración territorial urbana y el desplazamiento forzoso de miles de hogares. 60Las consecuencias de estos reasentamientos forzosos nos permiten reafirmar la idea de las relocalizaciones como “fenómenos complejos y multidimensionales de cambio social acelerado” (Bartolomé 1984). No obstante, consideramos que al margen de los antecedentes que presentan ambos casos, las grandes obras de infraestructuras y los programas complementarios
  31. 31. 31 despiertan fenómenos multidimensionales. De modo que estas grandes intervenciones desencadenan procesos no siempre homogéneos, es decir acciones con similar impacto en todos los sectores involucrados, sino que al contrario, ponen de relieve los efectos diferenciales, siempre característicos del efecto desigual que generan los denominados proyectos de desarrollo (Brites, 2014). 61En el caso de los efectos de Salto Grande, prácticamente la totalidad de la vieja ciudad de Federación fue afectada desatando un proceso de relocalización casi indiscriminado que afectó a la centralidad urbana tradicional (sus áreas neurálgicas de sociabilidad) y no solamente sus bordes fluviales, desatando un proceso urbano inédito que dio lugar a la construcción de una Nueva Federación. 62El caso de Yacyretá afecto mayoritariamente a la población pobre de Posadas y Encarnación, empujándolos hacia otras áreas urbanas y o peri-urbanas y consecuentemente creando nuevos hábitats y fragmentos de ciudad. Esta acción sumada a la incorporación de nuevas y valorizadas áreas al mercado inmobiliario, han complejizando aún más la trama urbana. El conjunto de estos procesos y transformaciones están oficiando de base a la emergencia de un espacio residencial urbano crecientemente diferenciado. 63Finalmente en este trabajo pretendimos mostrar, que dentro de los efectos multidimensionales que presentan los proyectos hidroeléctricos que afectan ciudades, emerge un proceso derivado del reasentamiento: la problemática de la segregación socio-espacial, entendida quizás como un proceso pre-existente pero hoy en magnitudes antes no alcanzadas por la población desplazada. Más allá de los conocidos efectos del desplazamiento, vivir en los márgenes de la ciudad desata muchas situaciones que persisten en el largo plazo, implicando un conjunto de transformaciones en las condiciones y estilos de vida de aquellas familias que fueron obligadas a vivir en una periferia urbana. Brites, W. (2011) Acción colectiva, movilización y protesta de los desplazados por la Represa Yacyretá. La construcción de demandas reivindicativas en territorios de relegación, Tesis Doctoral, Programa de Postgrado en Antropología Social, Uiversidad Nacional de Misiones, Posadas, Inédito. Brites, W. (2012) “Las adversidades del hábitat en conjuntos habitacionales de población relocalizada”, in J. Erazo, T. Bolívar (Coord.), Hacedores de Ciudades. Dimensiones del hábitat popular latinoamericano, FLACSO Ecuador, Instituto de la ciudad. CLACSO, pp. 121-143. Brites, W. (2014) “La mega-hidroeléctrica Yacyretá en el vórtice de las reconfiguraciones urbanas. El caso de las ciudades de Posadas, Argentina y Encarnación, Paraguay”, URBS. Revista de Estudios Urbanos y Ciencias Sociales, 4(2), pp. 91-107.
  32. 32. 32 Brody, H. 2000. Addressing the project: social impacts and large dams. World Commission on Dams Thematic Reviews: Social Issues 1·1. America's famous folk poet, Woody Guthrie, wrote optimistic songs about dams and development on the Columbia river in the Pacific Northwest. In 1941 his views were influential, encapsulated by “Roll on Columbia, you can ramble to the sea, But river while you're rambling you can do some work for me”. 40 years later 15 large dams had tamed the Columbia river, delivering flood control, irrigation, power (23 000 MW), and industry (for examplre, production of aluminium and Boeing aircraft). Such benefits stimulated construction of large dams across 60% of the world's rivers. Guthrie, displaced from the Oklahoma dust bowl to become champion of the oppressed, never imagined that large dams would eventually displace 40–80 million people, especially impoverished residents of the developing world. The dams destroyed many lives while enriching others, as reported by the World Commission on Dams (WCD) in its excellent account of the complex impacts of dams. Unfortunately, the report is deficient in analysing health issues. www.dams.org
  33. 33. 33 Bustamante, Carlos. 2008. Efectos ambientales generados por la construcción y operación de un embalse. Tesis de Ingeniería Civil. Universidad de Sucre. Como sostiene Thornton,KW 1990 Reservoirs limnology perspectives, un embalse se comporta como un lago en la zona cercana a la cortina y como un río en el extremo distal, con una zona de transición que combina características que son diferenciales en temperatura, flujo y densidad. “Las mejores condiciones para un embalse las dan los suelos arcillosos o suelos fomados por roxas sanas, y las peores los suelo limo-arenosos-
  34. 34. 34
  35. 35. 35 Castro Jorge Ing. 1999. Proyectos de presas de concreto compactado con rodillo y de enrocamiento con cara de concreto. En El desarrollo de las presas en México, editado por F. I. Arreguín, C. Herrera, H. Marengo y G. A. Paz Soldán, pp. 129-144. México: AMH-IMTA. Introducción El objeto del presente trabajo es dar una semblanza del diseño de estos dos tipos de presa, los cuales se han venido usando cada vez más ampliamente. Para quienes pensamos que 'as presas sí deben seguirse construyendo, además de ocuparnos de su factibilidad ambiental y social, es necesario obtener la mayor rentabilidad posible, respetando por supuesto la seguridad y funcionalidad de la obra. Cada sitio para construcción de una presa es especial y requiere del análisis para determinar el mejor tipo de presa, sin embargo, algunos tipos de presa se han venido utilizando con mayor frecuencia debido a que dan mejores resultados económicos y mayor velocidad de construcción: Salvo para aquellos casos en que la naturaleza nos muestra claramente el tipo de presa más conveniente, como en los casos de las presas de arco, se ha tendido cada vez con más frecuencia a estudiar y adoptar principalmente 2 tipos de presa: • De enrocamiento y/o gravas con cara de concreto • De concreto compactado con rodillo Presas de concreto compactado con rodillo. El material El CCR consiste en una mezcla de agregados pétreos de granulometría más bien gruesa, con una pasta de cementantes y aditivos en la cual el cemento y la humedad se agregan en menor proporción que en un concreto convencional, y que se transporta, coloca y compacta como una terracería. Las variaciones entre las diferentes prácticas y nomenclaturas del CCR se basan en la forma de integración del cementante, el tratamiento y detalle de las juntas y la conformación del contorno de la presa. Así, se habla de: Proyectos de presas de concreto compactado con rodillo y de enrocamiento con cara de concreto • CCR pobre. Poco cemento, mezcla colocada rápidamente, con pocas juntas y poco elaboradas y con un cimbrado sencillo para contener el material compactado. • CCR con alto contenido de pasta. Aunque se suele mantener bajo el contenido de cemento, se agregan cantidades importantes de ceniza volante. • RCD, utilizado principalmente en Japón. Con prácticas más conservadoras que dan por resultado
  36. 36. 36 calidad, apariencia y características iguales a las del concreto normal. El diseño de las mezclas de CCR debe satisfacer lo siguiente: • Resistencia para soportar las combinaciones de carga utilizadas en el diseño estructural, con adecuados factores de seguridad. • Bajo incremento de temperatura de hidratación y de desarrollo de esfuerzos o potencial de agrietamiento. • Trabajabilidad adecuada para la construcción. Diseño de presas de gravedad de CCR. El diseño de presas de CCR es fundamentalmente el mismo que para una presa de gravedad construida con concreto convencional, es decir debe satisfacer los siguientes requerimientos: • La presa debe ser estable contra el deslizamiento en cualquier plano horizontal dentro de la presa y en contacto con la cimentación. • La sección de la presa debe ser tal que los esfuerzos permisibles en el concreto y la cimentación no sean excedidos. • La presa debe ser estable contra el volteo en cualquier sección, en contacto con la cimentación y dentro de la cimentación. Por otra parte, las diferencias más notables entre el diseño de una presa de gravedad en CCR y otra de concreto convencional son las siguientes: • Dado que el método constructivo es por capas horizontales, y que en muchas ocasiones las juntas entre capas no garantizan la unión entre ellas debido a la falta de tratamiento de las superficies o a la ausencia del concreto de liga, muchos diseñadores optan por considerar que la cohesión entre capas es nula, dejando a la fricción todo el trabajo para garantizar la estabilidad. • En presas pequeñas, las galerías dentro del cuerpo de la cortina para abatir la subpresión dificultan la colocación y compactación de las capas, razón por la cual es preferible el eliminarlas y considerar en el diseño a la subpresión actuando totalmente. • El paramento de aguas arriba generalmente es vertical evitando los talones comunes en presas de concreto convencional, esto se debe a la dificultad de construir paramentos inclinados en CCR. • En el caso del paramento de aguas abajo, generalmente es escalonado siguiendo el talud de diseño de la presa. • En presas de sección vertedora con gastos unitarios menores a 25 m3/s/m se puede dejar el CCR sin ningún recubrimiento siguiendo las recomendaciones para vertedores escalonados. • Las galerías y lumbreras alojadas en el cuerpo de la presa, en el caso de ser necesarias, generalmente se forman con elementos precolados o rellenos granulares que puedan ser vaciados posteriormente. Calendario de construcción. Como la producción de CCR puede ser muy alta, se deben controlar los límites para evitar el agrietamiento por los efectos térmicos, lo cual puede restringir la temporada y/o el horario para la colocación. Producción de agregados. Para cumplir el calendario de construcción, es importante mantener una adecuada producción y suministro de agregados, por lo que en general se recomienda contar
  37. 37. 37 con más de la mitad de la producción requerida para el total de la construcción antes del inicio de la misma. Si se requieren agregados enfriados para cuidar las temperaturas de colocación, el apilamiento y almacenamiento podrá hacerse oportunamente en la temporada de invierno. Planta de concreto. Las plantas utilizadas para la producción de CCR son del tipo "pugmill" de mezclado continuo y pueden producir tasas tan altas como la utilizada en Willow Creek (570 m3/h). Transportación del CCR. La transportación del CCR se puede hacer por medio de escrepas, bandas transportadoras, camiones o combinaciones entre éstas, siendo lo más deseable las bandas transportadores debido a su continuidad y altas velocidades de operación. Proyectos de presas de concreto compactado con rodillo y de enrocamiento con cara de concreto Extendido El extendido de la mezcla se hace generalmente en una capa dentro de los primeros 10 minutos después su colocación con el espesor requerido para que una vez que sea compactada tenga el espesor de diseño. Para extender la mezcla se emplea generalmente equipo de orugas limitado en tamaño máximo a un bulldozer D-6, el cual de hecho inicia la compactación antes de la compactación final por medio del rodillo vibratorio. Compactación Cada capa de CCR generalmente se compacta en un tiempo no mayor de 10 minutos después de haber sido extendida la mezcla, esto se hace con rodillos vibratorios autopropulsados. El número de pasadas, frecuencia de vibración y velocidad de operación debe ser ajustado para obtener la densidad mínima especificada, generalmente es de 8 a 10 pasadas para compactadores de 9 toneladas, frecuencia de vibración no menor a 1500 ciclos por minuto y velocidades de operación no mayores a 2.5 km por hora. En áreas difíciles cercanas a la cimentación y todas aquellas donde el equipo de compactación mayor no pueda maniobrar, la compactación se hace con equipo de compactación menor como compactadores de placa, bailarinas y rodillos vibratorios pequeños. Juntas entre capas. Este es uno de los aspectos más críticos en la construcción de una presa de CCR, ya que la resistencia al esfuerzo cortante está determinada por la integridad de la unión, lo cual se logra manteniendo limpia, plana y húmeda la superficie de una capa sobre la cual se va a colocar otra y colocando sobre ella total o parcialmente una pequeña capa de un mortero enriquecido con cemento llamado concreto de liga antes de colocar la siguiente capa.
  38. 38. 38 Tendencia actual El conocimiento del material y de la tecnología aplicada en su fabricación y colocación, han permitido que el tipo presas de CCR se extienda a estructuras cada vez más altas, e inclusive al caso de presas de arco gravedad. Estimación de costos. Una de las razones por las cuales se construyen cada vez más presas de este tipo es el costo del material. En la figura 1 se muestran valores promedios del costo del CCR, en donde se puede apreciar su variación con el volumen total a fabricar. Presas de enrocamiento con cara de concreto. Las presas de enrocamiento con cara de concreto se componen de: • Cuerpo principal de enrocamiento y/o grava y arena • Losa de concreto sobre el talud de aguas arriba • Plinto o zapata de desplante sobre roca y/o sobre aluvión • Parapeto La diferencia fundamental entre este tipo de presa y el de presas con núcleo impermeable es que la cara de concreto evita que el cuerpo de la presa se sature, lo cual le da mejores condiciones de estabilidad. Se logran así taludes menos tendidos, menor volumen y en general menores plazos de construcción. Antecedentes El concepto de un relleno de enrocamiento con impermeabilización aguas arriba es muy antiguo; se tiene referencia de que en el siglo XVII se construyeron en Europa pequeñas estructuras con ladrillos y cal en el talud de aguas arriba y escolleras aguas abajo. Proyectos de presas de concreto compactado con rodillo y de enrocamiento con cara de concreto En el periodo de 1850 a 1940, los mineros de California desarrollaron estructuras, en forma intuitiva, impermeabilizando enrocamientos no compactados con planchas de madera. Estas estructuras fueron evolucionando hasta generar las presas que hoy en día conocemos. La presa más importante de este tipo, en esa época, es "Salt Springs" (100 m) finalizada en 1931 y todavía en operación. Con el desarrollo de los compactadores vibratorios y los procedimientos constructivos de la losa de concreto y sus juntas en el talud de aguas arriba, se abrió paso para la ejecución de presas más altas. En la década del 70 se construyeron presas cada vez mayores.
  39. 39. 39 Chen, William- (19 de abril, 2018) “We can make large dams more friendly to the environment”. Scientific American blog. https://blogs.scientificamerican.com/observations/we-can-make-large-dams-more-friendly-to-the- environment/ We're unlikely to tear them all down, but math can help us figure out how to reduce their ecosystem impact  Large dams all over the world provide necessary services such as hydropower, flood protection, and water security. The iconic Hoover Dam, for example, generates enough hydropower to serve 1.3 million people. Large dams have been estimated to contribute to more than one-tenth of the world’s food production. But large dams also profoundly alter the freshwater ecosystems they’re built in. Fish and other native river species have evolved to thrive among particular natural patterns of river flow that provide cues for migration and reproduction. Large dams interrupt these cues, which can interfere with the life cycles of native species. Worse, these disruptions can lead to newly-suitable habitat for harmful invasive species. It’s no wonder that dams are one of the leading causes in the decline of freshwater species the world over. The only hope for restoring rivers entirely would be to remove dams entirely, but that simply isn’t going to happen; our livelihoods depend on this towering infrastructure. So how can we balance our need for water against maintaining the river-flow patterns that sustain freshwater ecosystems downstream of dams, especially in a changing climate? In recent research published in Nature Communications, my colleagues at the University of Washington and I looked at potential improvements in dam operations in the hopes of avoiding a world of dwindling water and invaded rivers. We chose to study the Navajo Dam constructed in the San Juan River. This is a major tributary of the Colorado River that flows through New Mexico, Colorado, and Utah. And this river system made for the perfect case study as it epitomizes the water conflicts that arid regions of the world are facing.On the one hand, the reservoir created by the Navajo Dam holds a capacity of over 1.7 million acre-feet of water (the volume of around 850 football stadiums), which is essential for agriculture in the region. But on the other hand, the San Juan River is home to multiple endangered, native fish species, such as Colorado pikeminnow and razorback suckers. The construction of the Navajo Dam enables multiple invasive fish to thrive, including common carp and channel catfish, which compete with native adults for food and prey on the juvenile
  40. 40. 40 fish. Colorado pikeminnow and razorback suckers were put on the Endangered Species Act list in part because of these invaders. Navajo Lake, in New Mexico; the Navajo Dam is visible in the upper left. Credit: timthefinn Wikimedia We wanted to know: Is it possible to have a triple-win of meeting agricultural water needs, benefiting native fish species, and deterring invasive fish species? We used decades of data on river flow patterns and fish populations in the San Juan River to predict how native and invasive fish populations would grow or decline in response to increased river flow. By comparing these predictions with when residents needed to divert water from the San Juan River, we could determine not only how much water should be released from Navajo Dam, but also when these releases should happen to benefit native fish while creating a hostile environment for invasive fish. Designing water releases in this way would also ensure that we met agricultural water needs.The key to our successful solutions was differences in how native and invasive fish populations responded to increased river flow at various times of year. Our predictions for fish responses were laid out to a daily time scale. For example, we found that releasing water in the late winter benefited native fish. Releasing water during the late summer was more harmful to invasive species, though it did harm native species a little, too. One of the leading standards for restoring rivers degraded by dams is to restore the river flows that were present prior to dam construction. But if we want dams to provide us with water and energy, we cannot chase a “natural state” that is impossible to return to. Fortunately, we can do better. Our prescribed water release solutions are a far cry from how the San Juan River naturally flowed. However, we predict that for the current state of the river, our river flow patterns are superior. Even better, we predicted that there was enough water to meet agricultural needs and benefit native fish, even when water was scarce—a situation that is becoming more common with climate change. The mathematical tools we leveraged are not revolutionary. Amazon Prime uses similar tools to make sure your order gets to you within the promised two days. Airlines use similar algorithms to gauge how much they can overbook and still have enough seats on their planes for all the passengers that show up. However, we are applying these methods in new ways to optimize our use of natural resources while minimizing our harm to the environment. No amount of clever design will eliminate the impact that dams have on freshwater ecosystems. Fine-tuning the flow of water downstream, as we propose, will not single-handedly address how dams block fish movement, create reservoirs that emit striking amounts of methane into our atmosphere, and promote invasive species that thrive in altered freshwater environments. But we and other scientists are working to minimize the harmful environmental impacts of large dams while recognizing that modern society relies on these structures. Perhaps we can have our water and drink it, too.
  41. 41. 41 Cho, Renee. (29 de agosto, 2011). “Removing dams and restoring rivers”. Earth Institute-Columbia University blog. https://blogs.ei.columbia.edu/2011/08/29/removing-dams-and-restoring-rivers/ The Elwha Dam On Sept. 17, 2011, the removal of two large hydroelectric dams on the Elwha River in Washington State, which have blocked migrating salmon from reaching their spawning grounds for almost 100 years, will begin. While this is the largest dam removal project in U.S. history, it is just one of several major dam removals planned for this year that exemplify the growing river restoration movement.
  42. 42. 42 Most of the 45-mile long Elwha River, which flows into the Strait of Juan de Fuca, is located in Washington’s Olympic National Park on the Olympic Peninsula. The river is home to all five species of Pacific salmon, including Chinook, Coho, Chum, Sockeye and Pink, and three species of trout. Before the dams were built, 400,000 salmon returned to the river to spawn each year, but now fewer than 3,000 return to the 5 miles of habitat that lie below the first dam—90% of their native habitat is unreachable. Even if expensive fish passages had been added to the dams to help salmon migrate upstream, the dams’ other environmental effects would still have prevented the salmon species from recovering. The indigenous Lower Elwha Klallam tribe, whose creation site was flooded when the dams were built and who once depended on the salmon for survival, opposed the dams from the beginning. The 108-foot high Elwha Dam, completed in 1913, was constructed to supply power to the city of Port Angeles and a lumber mill. Power generated by the 210-foot high Glines Canyon Dam, built further upstream in 1927, supported additional economic growth on the Olympic Peninsula. But today, the two dams provide less than half the power needed by a local paper mill.In 1992, the Elwha River Ecosystem and Fisheries Restoration Act provided for the restoration of the Elwha through the removal of its two dams. The project’s $325 million price tag includes the acquisition of the two dams and hydroelectric plants from their former owner, and construction of two water treatment plants, flood protection facilities, a fish hatchery and a greenhouse to grow native plants for revegetation. Different techniques will be used to remove the two dams. At the Elwha Dam, which is broad and relatively short, the reservoir water level will first be lowered through existing spillways. Cofferdams, temporary enclosures, will be built to divert water into interim channels so that the river’s original channel can be excavated. After the powerhouse and other structures are removed, the diversion channel will be filled in and the river will be returned to its natural path. The dismantling of the taller Glines Canyon Dam will involve the construction of temporary spillways on either side of the dam to drain the reservoir, then layers of the dam will be removed as the water level drops. Finally, what’s left will be blasted
  43. 43. 43 away to restore the river’s natural flow. The dam removal process will take 2 ½ to 3 years because 15 million cubic yards sediment have collected behind the dams; the release of this sediment must be carefully controlled to protect a downstream fish hatchery, the Lower Elwha reservation, and the Port Angeles drinking water supply. Once the nutrient rich sediment flows downstream, however, it will help restore the estuary, salmon habitats, and beaches. The upper Elwha The return of the salmon, which will convey nutrients from the ocean and be a source of food when they die, will also support 100 other wildlife and aquatic species. The area will be replanted to prevent erosion and restore native ecosystems. And the Lower Elwha Klallam tribe will finally have their sacred sites and the salmon, the basis of their culture, restored. The U.S. is home to 2 million dams of various sizes. Bruce Babbitt, former Secretary of the Interior, remarked, “On average, we have constructed one dam every day since the signing of the Declaration of Independence.” The U.S. Army Corps of Engineers has inventoried 75,000 dams larger than 6 feet and tens of thousands of smaller ones. Dams have been built to provide recreation, flood control, fire protection, irrigation, water supplies, or hydroelectric power. Most were built for recreation and flood control and only 2,210 generate hydropower. Today, however, many U.S. dams have outlived their original purpose and over 4,000 have been deemed unsafe. By 2020, 85% of U.S. dams will be over 50 years old, the average life of a dam. Over time some dams become less economically viable. As sediment accumulates behind a dam, the reservoir cannot hold as much water; sediment can block water going to the turbines, or hamper a flood control dam’s ability to capture floodwaters efficiently. The cost of regular maintenance, upgrading machinery to meet regulatory requirements, or liability risk may not make economic sense. In the end, dam removal is often less expensive than trying to maintain or repair an older dam. The decision to remove a dam is usually made by its owner; many dams are privately owned, with the rest owned by the federal, local or state government, or public utilities. Dam removal is paid for by the dam’s owners, federal, state or local governments, or multiple stakeholders.
  44. 44. 44 Removal of the Briggsville Dam 2010. Photo credit: Green Massachusetts Often a dam is removed in order to undo the multiple detrimental impacts it has on the environment and biodiversity. Dams divert water from rivers for power, reducing the supply of water available to keep downstream ecosystems healthy. Dams obstruct the migration of fish and wildlife; for example, the U.S. Fish and Wildlife Service estimates that 91% of the migratory fish habitat in northern New England is blocked by dams. Dams also prevent nutrient rich sediments and woody debris needed for habitats from flowing downstream. Dams slow the flow of rivers, which allows sediment to collect on the river bottom and bury spawning habitat. The slowed flow also disorients fish species whose lifecycles evolved to take advantage of the swiftness and natural seasonal variations of a river’s flow. The warmer temperature of reservoir water sitting behind a dam may discourage cool-water fish species from reaching their upstream spawning habitat. Water that is released from the bottom of the reservoir is much colder and contains less oxygen than river water, which can affect the reproductive processes of some fish species; and when water with decreased oxygen is released, it can kill downstream fish. In addition, the creation of reservoir lakes favors species better suited to lake-like conditions, which often harm native fish species. The sediment and silt trapped by dams can accumulate heavy metals and pollutants. And turbines at hydropower dams may injure fish. Fish ladder at the John Day Dam on the Columbia River At dams with fish ladders, fish are often injured or killed swimming up ladders, or become too exhausted or stressed by the warmer water temperatures to spawn successfully even if

    Be the first to comment

    Login to see the comments

Los impactos de las presas ¿Cuáles son? Desde 1950 nos vamos enterando que no es buena idea represar demasiada agua.

Views

Total views

288

On Slideshare

0

From embeds

0

Number of embeds

3

Actions

Downloads

0

Shares

0

Comments

0

Likes

0

×