Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Homenaje! El humor de Fontanarrosa

A diez años de la muerte de Roberto Fontanarrosa,
el Museo del Libro y de la Lengua presentó una exhibición
con dibujos originales, correspondencia del autor y otros materiales. La muestra respeta el orden y la clasificación de los trabajos que el dibujante mantenía en su estudio de Rosario.

  • Be the first to comment

Homenaje! El humor de Fontanarrosa

  1. 1. 12 . Obra Social de Viajantes Vendedores de la República Argentina E l título de la muestra, “Archi- vos Clasificados”, responde a la forma en que Roberto Fon- tanarrosa guardaba sus dibu- jos, separados por temas, en el estudio de su casa de Rosario en 75 cajas etique- tadas y rotuladas. “Arquitectos-ingenieros”, “Cemente- rios-Velorios” y “Hombres y mujeres hablando”, son solo algunas de las 59 categorías con las que el dibujante or- denaba sus trabajos. Las cajas se las re- galaba un primo, y servían originaria- mente para guardar radiografías. “Cuando fui a ver el archivo de él, poco después de su muerte, me impactó como guardaba todo en esas cajas con etiquetas”, cuenta Judith Gociol, Coor- dinadora del Archivo de Historieta y Humor Gráfico Argentino de la Bibliote- ca Nacional, y curadora de la muestra. “Era una mezcla de presencia y ausen- El humor de Fontanarrosa A diez años de la muerte de Roberto Fontanarrosa, el Museo del Libro y de la Lengua presentó una exhibi- ción con dibujos originales, correspondencia del autor y otros materiales. La mues- tra respeta el orden y la clasificación de los trabajos que el dibujante mantenía en su estudio de Rosario. HOMENAJE!
  2. 2. . 13andarobrasocial chiste publicado no sabés el “detrás” de esos dibujos. En algunos ves los ti- tubeos, pero en Fontanarrosa ves que le salían así, de un tirón.” En esos originales, de distintas épocas, que van de la década de 1970 a la del 2000, se aprecian los distintos trazos en el dibujo, del más fino al más grueso, y los cambios en la expresión de sus per- sonajes protagonistas. Incluso también se hace evidente la variante en el trazo producto de la Esclerosis Lateral Amio- trófica, enfermedad que padeció Fonta- narrosa durante los dos años previos a su muerte, un 19 de julio de 2007. UN GRAN OBSERVADOR Más allá de esa clasificación que se hace evidente en la muestra, en su hu- mor Fontanarrosa habla de la sociedad en general, del ser humano, de sus mi- serias, de sus formas de hablar. Era un gran observador de la realidad, y aun- que sus obras hablen de mujeres, de fútbol o de medicina, entre otros tantos temas, su humor va más allá y se in- troduce en lo más profundo del ser cia. Por un lado era un archivo vacío, sin él, pero por otro lado era muy per- sonal, y había sido escrito por el propio Fontanarrosa”, recuerda. 10 años después Una vez que se concretó la donación del material al Archivo de Historieta y Humor Gráfico, por parte de Gabrie- la Mahy, viuda de Fontanarrosa y de su hijo Franco, Judith tuvo la idea de armar esta muestra, en parte como agradecimiento por la donación y ade- más porque se cumplían 10 años de la muerte del humorista. “Me parecía que como la muestra iba a ser parte de la agenda de la Bibliote- ca Nacional, estaba bien mantener los archivos, y entonces se armó de esa for- ma. En definitiva, él había hecho un in- tento de clasificación de su obra de esa manera.”, agrega Judith. La muestra cuenta con una gran canti- dad de dibujos y chistes originales en- marcados, en los que se puede apreciar la forma de trabajar de Fontanarrosa. Judith Gociol cuenta que él era muy metódico y rutinario cuando dibujaba. Además, el hecho de tener que entregar con frecuencia un dibujo a los distintos medios, hacía que tuviera un ritmo de trabajo casi como el de una fábrica. “Los chistes que están en la muestra la gente ya los ha leído porque fue- ron publicados en alguna revista o en Clarín. Lo que es diferente es ver el original. Lo que quizás uno no se ima- gina es que los chistes están así, sin corregir, que no tienen rastro de lápiz. Eso es interesante. Cuando vos ves el
  3. 3. 14 . Obra Social de Viajantes Vendedores de la República Argentina humano. “Él observaba las conductas de las personas, más allá de que sean políticos, médicos o abogados. Hacía humor con la doble moral. Hay un regis- tro de la ética, de la condición humana. El fondo es ese”, reflexiona Judith. En los cuentos de fútbol se hace evi- dente esa aguda observación de los se- res humanos. “Son de los más lindos, ya que no hablan de fútbol estrictamente, sino de la amistad, de los vínculos, de la vejez, de otras cosas”, agrega. En su humor también tiene una gran presencia el lenguaje. “Explota mucho guiones y cartas intercambiadas con miembros del grupo humorístico y musical Les Luthiers, de quienes Fon- tanarrosa fue colaborador creativo durante casi treinta años. Incluso se proyectan algunos fragmen- tos de obras de los prestigiosos humo- ristas, escritas junto a Fontanarrosa que los visitantes disfrutan mucho. “La gente se divierte con lo de Les Luthiers, se quedan parados frente a la pantalla mirando”, cuenta Judith. Según menciona el periodista Daniel Samper en uno de los textos del catálo- la idea de cuántos sentidos tiene una pa- labra y como poder tomarlos para darle una vuelta de tuerca ". En este sentido, es muy recordada su participación en el III Congreso Inter- nacional de la lengua Española que se desarrolló en Rosario en el año 2004, donde Fontanarrosa dió una brillante cátedra de humor, basada en el uso de las malas palabras. El negro y Les Luthiers La muestra no solo reúne dibujos originales, sino que también exhibe HOMENAJE! Roberto Fontanarrosa con los integrantes de Les Luthiers
  4. 4. . 15andarobrasocial que ha leído su último libro y lo elo- gia llamándolo “monstruo”. En una segunda carta, Fontanarrosa habla de una coproducción, luego de que Quino le aportara una idea para uno de sus chistes, que luego se publica- ría en la contratapa del diario Clarín. Fontanarrosa le agradece a Quino por la idea y le dice que si se le lle- ga a ocurrir alguna maldad en cuatro cuadritos, se la sugerirá. Ediciones de la Flor La muestra también dedica una vitri- na a mostrar lo que fue la relación de trabajo entre el humorista y la editorial que publicó los libros de Fontanarrosa durante toda su carrera. “La gente ve los dibujos terminados o el libro final, pero no sabe cómo fue el pro- ceso de armar el libro, las discusiones que se dan. Hay notitas de él muy lindas dando opiniones sobre la tapa o envian- do los bocetos.” Su carrera Sus tiras cómicas más conocidas son las de sus personajes más recordados: Inodoro Pereyra y Boogie el aceitoso, con las que se editaron varios libros. Algunas recopilaciones de cuen- tos: El mundo ha vivido equivoca- do, No sé si he sido claro, Nada del otro mundo, Uno nunca sabe, La mesa de los galanes, Usted no me lo va a creer. Sus novelas: Best seller, El área 18 y Las gansadas. Recopilaciones de viñetas: Fonta- narrisa, Fontanarrosa y los médicos, Fontanarrosa y la política, Fontana- rrosa contra la cultura, entre otras. Medios en los que publicó sus trabajos: revista Boom, Satiricón, Humor, Hortensia. En el año 1973 comenzó a publicar diariamente en la contratapa del diario Clarín. También colaboró con los diarios El Tiempo de Colombia, La Repú- blica de Uruguay y la revista Pro- ceso de México go de la muestra, lo de Fontanarrosa y les Luthiers “fue amor a primera vista”. Luego de una función del grupo en Rosa- rio, en el año 1977, a la que asistió Fon- tanarrosa, lo llamaron para que colabore en los guiones y así “el negro” comenzó a viajar cada tanto a Buenos Aires para participar de las reuniones del grupo. Cartas con Quino Otras de las cartas que se exhiben en la muestra son aquellas que intercambió con el dibujante y humorista gráfico Joaquín Salvador Lavado, “Quino”. Los textos intercambiados con el creador de “Mafalda” son desopilantes. “Cuando lo veías a él era medio tímido, pero con el tiempo fue siendo más gra- cioso. Era muy inteligente, muy modes- to, muy generoso… y con Quino se poten- ciaban”, comenta Judith. En una de las cartas, sin fecha pre- cisa, Fontanarrosa le escribe a Quino Con Daniel Rabinovich

    Be the first to comment

    Login to see the comments

  • Marcela2010

    Feb. 3, 2019

A diez años de la muerte de Roberto Fontanarrosa, el Museo del Libro y de la Lengua presentó una exhibición con dibujos originales, correspondencia del autor y otros materiales. La muestra respeta el orden y la clasificación de los trabajos que el dibujante mantenía en su estudio de Rosario.

Views

Total views

184

On Slideshare

0

From embeds

0

Number of embeds

0

Actions

Downloads

6

Shares

0

Comments

0

Likes

1

×