Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.
Candombe: Expresión cultural Afro-Uruguaya
                                       El Candombe es una manifestación folclór...
llamadas”. Cada comparsa se presenta en los concursos oficiales con 60 o más tamborileros, quienes son acompañados por
sus...
Cabe mencionar, que es un ritmo que se transmite de generación en generación, el cual se diferencia de barrio en barrio,
s...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Historia Del Candombe

16,910 views

Published on

Published in: Education
  • Login to see the comments

Historia Del Candombe

  1. 1. Candombe: Expresión cultural Afro-Uruguaya El Candombe es una manifestación folclórica típicamente Uruguaya, aunque su música y danza se originan de ritmos traídos desde el África, por esclavos de origen principalmente Bantú. La palabra Candombe deriva de los términos africanos KA y Ndongue, que en Kimbundu (dialecto Bantú) significa “reunión de negros” o “cosas de negros”. Sin embargo, el nombre Candombe comienza a aparecer en artículos de cronistas, actas del Cabildo, decretos policiales y en artículos de prensa durante la época colonial. Se encuentran referencias a la palabra Candombe a partir de los últimos años del Montevideo colonial y a principios de la independencia. La primera que se registra, aparece en 1834 en un poema publicado en el periódico El Universal, en celebración de la ley de libertad de vientres “Compañelo di candombe, Pita pango e bebe chicha...”. A fines del siglo XIX se encuentra una referencia mas concreta del término Candombe, como “baile de Nación”. Evolución del Candombe A principios del 1800, los africanos se agruparon en torno a Naciones de acuerdo a su procedencia étnica (Angola, Congo, Mozambique, Carabalí, etc.). La mayoría de los esclavos eran originarios del África Oriental y Ecuatorial, lo que actualmente se denomina como área cultural Bantú. Las Naciones, eran verdaderas cofradías o Sociedades de Socorro Mutuo, que organizaban pintorescas fiestas en las “salas” de Candombe, o bien rituales para velar el fallecimiento de un miembro de alguna sala. En estas salas celebraban la ceremonia de la coronación de los Reyes Congos, en donde lucían vestimentas donadas por sus amos, tales como levitas, sombreros de copa, faldas, enaguas, sombrillas, etc. En sus bailes, imitaban los pasos de bailes europeos como la Contradanza, pasando a formar parte importante de la coreografía del Candombe actual. Habitualmente, celebraban sus Candombes el 25 de diciembre y el 6 de enero, para celebrar el Día de Reyes en conmemoración del Rey Baltasar, tradición que se mantiene hasta el día de hoy. Las salas de candombe comenzaron a declinar paulatinamente, desapareciendo definitivamente en 1890 y dando paso a la incorporación del Candombe a las festividades Carnavalescas. En el siglo XX, el Candombe se bailaba en los amplios patios de los “conventillos” de “Ansina” y del “Medio Mundo”, en donde funcionaba la cantina “Yacumenza”, verdadera catedral del Tambor. Ambos fueron cunas de los más grandes tamborileros, compositores, cantantes y bailarines de Candombe. En la actualidad, se toca Candombe públicamente para el Carnaval, día de Reyes, fiestas patrias y otras conmemoraciones populares. Además, podemos ver desfiles improvisados en algunos barrios de Montevideo, los domingos por la tarde. Las Comparsas Carnavalescas Las primeras comparsas aparecieron en 1867, mas tarde por 1874 aparecerían las comparsas “Lubolas”, compuestas por jóvenes blancos que se pintaban la cara de negro imitando sus cantos y bailes. Sin embargo, el primer desfile de negros se registra por 1760, para una procesión del Corpus Christi. En esa oportunidad, el Cabildo de Montevideo dispuso que se les proveyeran de alpargatas para desfilar, elemento que hoy es muy importante en la vestimenta del tamborilero. El carnaval Montevideano es el espectáculo cultural más importante del Uruguay, lleno de ritmo color y alegría. Este se efectúa anualmente en Febrero, con la participación de 40 comparsas aproximadamente, compitiendo fervientemente ante jurados muy exigentes, con el anhelo de conseguir el primer premio en el ahora tradicional “desfile de Página 1
  2. 2. llamadas”. Cada comparsa se presenta en los concursos oficiales con 60 o más tamborileros, quienes son acompañados por sus cuerpos de baile, integrados por atractivas bailarinas y los personajes: escobero, mama vieja y gramillero. Para el desfile, la comparsa tiene una formación clásica, su porta estandarte va adelante luciendo los trofeos conquistados. Luego van los porta banderas, media luna, estrellas y farolas. Los tamborileros van en fila india con sus típicos y coloridos disfraces, mientras los personajes y bailarinas van haciendo sus respectivas coreografías al compás del tambor. Los personajes y sus vestimentas El Gramillero, representa al viejo curandero o brujo de la tribu africana, acarrea una valija llena de yerbas, yuyos o gramillas (de ahí deriva su nombre) que va ofreciendo graciosamente para el “mal de amor” o para quitar dolores. Viste de frac, pantalón rayado, falsa barba blanca, corbata bien colorida, chaleco abotonado color blanco, grandes lentes gruesos, bastón de palo silvestre adornado con cintas y una aristocrática galera. Su coreografía es bastante inventiva, lo que requiere de mucha experiencia y sabiduría, pues no puede perder el ritmo, mientras camina en constante temblor semi epiléptico, apoyándose del bastón o haciendo quiebres y amagues con mucha gracia y elegancia. Aprovecha además de coquetear con la mama vieja quien lo conforta con su abanico y apoya cada vez que le vienen los calambres. La Mama Vieja, es el alma de la comparsa, simboliza la bondad y dignidad real, luciendo grandes aros, pañuelo blanco o con pintas en la cabeza, del brazo cuelga un canastito con flores o yuyos, mientras sujeta un paraguas y en la otra mano lleva un abanico. Su coreografía es lenta y muy elegante, a medida que avanza va coqueteando con su negro viejo, siempre manteniendo una mirada y postura digna. El Escobero o Escobillero, simboliza la virilidad, aunque antiguamente representaba el “ministro” o “juez” de las salas de Candombe, encargándose de dirigir y animar el baile empleando un palo adornado de cintas de colores. Con el tiempo este báculo fue reemplazado por la escoba (de ahí deriva su nombre). Viste con un tapa rabos de cuero, adornado con espejitos, lentejuelas y cintas de colores, de donde cuelgan sonoros cascabeles. Con su escoba va haciendo malabarismo, lanzándola al aire para luego bajarla con impresionante destreza, haciéndola girar en un dedo, en la frente o bien en la punta del pie, mientras va danzando al compás del tambor. El Tamborilero, desfila con el tamboril colgando de sus hombros sostenido por un talí/talín, vistiendo una colorida capa, pantalón bombachudo y camiseta, calzando medias de algodón y unas alpargatas adornadas con cinta de color. En su cabeza lleva un vistoso sombrero adornado de lentejuelas, espejitos y flecos dorados. La sección rítmica El Candombe es una pieza musical, cuya melodía es acompañada rítmicamente por los clásicos tambores Afro-uruguayos, conformando así una polirritmia. Tradicionalmente la sección rítmica (llamada cuerda) consiste en cuatro tambores unimembranófonos, abarrilados con duelas de pino, exhibiendo una protuberante panza. Estos son denominados, Bombo (bajo), Piano (tenor o barítono), Chico (soprano) y Repique (contralto). Cada tambor es percutido con la mano izquierda y con un palo en la derecha (o viceversa) produciendo sonidos o patrones sincopados. El tambor Chico tiene un patrón que se repite constantemente, manteniendo el tiempo como si fuera un metrónomo o reloj. El Piano es la base, quien define el ritmo, mientras conversa con el Repique que es el que lleva la melodía y va improvisando con mucha inventiva. Página 2
  3. 3. Cabe mencionar, que es un ritmo que se transmite de generación en generación, el cual se diferencia de barrio en barrio, siendo los más tradicionales y característicos, los de Cuareim y Ansina. En donde el primero es lento y acompasado, mientras que el segundo es más rápido y frenético simulando una tribu en pie de guerra. Después se encuentran otros ritmos como los de Gaboto, Del Cordón, Del Puerto y del Interior, es decir de la provincia. El Candombe moderno El Candombe, es un ritmo que puede emplearse para acompañar todo tipo de genero musical, desde Tango hasta Jazz, pasando por el Rock y el Funk, siendo actualmente muy popular en el Uruguay. La fusión de instrumentos normalmente usados en el Jazz y el Rock junto con una fuerte sección rítmica, hacen que el Candombe sobrepase barreras musicales llevándolo a un contexto moderno haciendolo universalmente atractivo. Sin embargo, este no ha sido difundido en el exterior tan extensamente como sucede con la música Cubana y Brasileña. Los músicos Uruguayos, más destacados, que han difundido el Candombe fuera de su país, son Pedro Ferreira, Lagrimas Ríos “Reina del Candombe”, los hermanos Hugo y Osvaldo Fattoruso (fundadores del grupo Opa), Rubén Rada, Jaime Roos y Mariana Ingold. Osvaldo Fattoruso tiene el gran merito de ser uno de los primeros bateristas que transfirio los patrones de los tamboriles a la bateria. Ruben “negro” Rada es reconocido por haber modernizado el Candombe y es considerado su embajador universal. En la actualidad, podemos escucharlo fuera del Uruguay en pub/bares, salas de conciertos y festivales en Buenos Aires, Nueva York , Londres y Santiago de Chile, en donde el grupo CANFUSION, lo fusiona exitosamente con Jazz y Funk. Una clara muestra de esta fusión, se aprecia en su álbum “Canyengue”, que cuenta con la participación de Osvaldo Fattoruso en batería, el cual es distribuido a través de internet en Amazon.com. Jorge Almonacid, Santiago de Chile, Marzo 2007 Página 3

×