Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Filés David de Ugarte

Filés: de las naciones a las redes Guión ilustrado. Versão Preliminar (09/03/2011)

  • Login to see the comments

Filés David de Ugarte

  1. 1. Filés: guión ilustrado David de UgarteVersão Preliminar 09/03/2011
  2. 2. Hay tres grandes diferencias entre las redes nacidas en Internet y las nacidas de vivir o trabajar en el mismo lugar. La primera es una cuestión de costes: el coste de abandonar una red virtual es bajo, el de abandonar una ciudad, un pueblo o un trabajo es alto.
  3. 3. La segunda es una cuestión de elecciones:en Internet formamos redes con quien nos interesa porque la conversación nosinteresa, es sin embargo difícil elegir a los vecinos y compañeros de trabajo.
  4. 4. La tercera tiene que ver con la distancia: las conversaciones en Internet estándelimitadas por las lenguas que cada cualusa, no por dónde están los interlocutores. Cuando se forma una comunidad virtual estas comparten una identidad propiabasada en la conversación, los contextos y el conocimiento que desarrollan.
  5. 5. ¿Cómo no sentir las comunidades virtualescomo algo liberador? No permanecemos en ellas porque nos sintamos obligados o porque el coste de abandonarlas nos asuste, las formamos con quienes nos interesan, tu pasaporte no importa. Sólo cuenta lo hace lo que dices y aportas.
  6. 6. Pero las comunidades e identidadesvirtuales tienen un gran «pero». Incluso si las comparamos con las viejas «identidades imaginadas».
  7. 7. Al estar basadas en conversaciones entre personas que no comparten en principiouna economía, tienen difícil ser identidades «completas», capaces de explicar larelación entre quién eres en la comunidad y qué resultado tiene tu trabajo y lo quehaces para ella. Y eso… es importante para una identidad.
  8. 8. Antes de la Era Moderna la mayor parte de las personas sólo se identificaba por las comunidades reales de las que formaba parte. Un europeo medio apenas veía un centenar de caras diferentes en toda su vida.
  9. 9. La pequeña comunidad real local, con su economía agraria apenas monetarizada daba una identidad a cada uno que le permitía entender quién era quién en elsistema social y qué papel jugaba cada cual en la producción del bienestar de todos.
  10. 10. Pero cuando la economía mercantil y el mercado fueron uniendo en entornos másamplios la producción y el consumo, buena parte de las cosas que consumías ya no venían de tu entorno directo; el resultadode tu trabajo podía viajar a cientos, a miles de kilómetros y en las ciudades vivían ya decenas de miles de personas.
  11. 11. Las viejas identidades reales dejaron deexplicarnos qué éramos para los demás yqué significaba nuestro trabajo para ellos.
  12. 12. A partir de finales del siglo XVII aparecerán las semillas de lo que se convertirá dos siglos más tarde en la gran identidadimaginada del mundo industrial: la nación.
  13. 13. La nación tenía la nueva dimensión del estado y del mercado y permitía a cada cual imaginarse como parte del esfuerzoconjunto que mantenía en pié la economía de la que vivían él mismo y su propia comunidad real.
  14. 14. Hoy, sin embargo, con una economíaglobalizada, cuando el mercado es mundial y cada producto cotidiano recoge trabajo hecho en continentes diferentes, la identidad nacional empieza a sufrir el mismo problema que le hizo nacer.
  15. 15. Ya no explica satisfactoriamente qué tieneque ver nuestro trabajo en el bienestar de nuestra comunidad real, comunidad real que incluye además a esas comunidades virtuales transnacionales de las que formamos parte y que cada vez nosimportan más. En ese sentido la nación se nos ha quedado pequeña.
  16. 16. Pero por otro lado también se nos está haciendo demasiado grande. Porque a las finales lo que nos importa es esa comunidad real formada por nuestrasfamilias, nuestro entorno y las personas delas comunidades con las que compartimos la conversacion en internet.
  17. 17. Personas reales a las que Internet por un lado y la crisis de las identidadesimaginadas por otro, han vuelto a poner en el centro de nuestra forma de entender el mundo.
  18. 18. Desde los años noventa empezaron a emerger comunidades reales en Internetque pretenden llevarse todo lo posible de lapropia vida, incluida la economía, a la red o al menos a un espacio que conserve las libertades propias de la red.
  19. 19. Esta tendencia toma al principio la forma de «países virtuales» o grupos de debate, pero donde comienza a materializarresultados es en el mundo de las empresas tecnológicas.
  20. 20. Acostumbrados a conocerse y colaborar en red, son no pocos los grupos dedesarrolladores que empiezan a montar la empresa a partir de la comunidad, manteniendo su transnacionalidad y renunciando incluso a tener una sede central. Así nacen empresas hoy famosas como «MySQL», «37 signals» o «Monty Program».
  21. 21. La programación, la consultoría, la edicióndigital, el diseño gráfico y en general todos los servicios que pueden comercializarse directamente a través de Internet son elpunto de partida natural de estos primeros experimentos de comunidades transnacionales que comienzan a dotarse de una economía.
  22. 22. Pero acostumbrados a la igualdad en la conversación, al trabajo en red como iguales, estas comunidadestransnacionales tenderán de forma natural a experimentar formas de democracia económica, desde el cooperativismo a las redes de freelancers.
  23. 23. El resultado es una comunidad realtransnacional empoderada con empresas organizadas según el principio de democracia económica. La filé.

×