Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Pdt Abogado

1,064 views

Published on

  • There are over 16,000 woodworking plans that comes with step-by-step instructions and detailed photos, Click here to take a look ★★★ https://url.cn/xFeBN0O4
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Be the first to like this

Pdt Abogado

  1. 1. LA RED dP dt d t l 000 ú 8 P T D T d d ll p T L Pl l pt p D p t lp p L H tp t P dt d t p 4 DP p p L D D T p ,8 H p D
  2. 2. t d l dt H ace un par de semanas, durante una conferencia en la que participaron los candidatos presidenciales de los tres principales par- tidos mexicanos, preguntamos a uno de ellos si piensa que la sociedad tiene derecho a un acceso eficaz y transparente a la infor- mación y si como Presidente estaría dispuesto a proponer una ley al respecto. La pregunta pareció tomar por sorpresa al candi- dato, quien a pesar de que se trataba de una conferencia sobre prensa y democracia hasta ese momento no había dicho una sola palabra sobre este tema. Al responder a nuestra pregunta, dijo que sí apoyaría una iniciativa que garantice realmente el derecho a la informa- ción pero sugirió también que, “tal como en otros países”, esa información tendría que irse administrando gradualmente para no poner en riesgo la seguridad del país. La respuesta le llevó tan solo unas palabras y no volvió a tocar el tema, pero resulta sintomático que hiciera una asociación casi automática entre acceso a la información y riesgos. Conocemos de sobra la cultura política tradicional que persiste en América Latina, en la que los políticos y burócratas consideran a la informa- ción pública como un recurso personal y asumen el derecho de compartirla o no con la prensa y con la sociedad en general. En países como México las autoridades saben que hay poco que temer por parte de una la ley de acceso a la información ambigua y casi inútil, mientras que en países con un pasado autoritario reciente las restricciones ilegítimas con frecuencia se disfrazan como “consideraciones seguridad nacional”. Lo curioso en este caso es que fuera un político mexicano el que se dijera preocupado por los posibles riesgos a la seguridad que supues- tamente conlleva el acceso a la información. Cabe recordar que la pregunta no se refería a secretos de Estado o documentos confidenciales, sino tan solo a el establecimiento de un mecanismo para hacer más transparente el acceso a la información pública. ¿Cuáles son entonces las perspectivas para nosotros durante el próximo gobierno? Si nos atenemos a lo que dijeron los tres candidatos en la conferencia, nada halagadoras ya que los otros dos ni siquiera tocaron el tema. Y en cuanto a la transparencia que podemos esperar de sus gobiernos, uno de los candidatos de oposición se negó a mencionar los nombres de los empresarios que contribuyen a sus gastos de campa- ña. Ese tipo de información debe ser normal en un régimen democrático, admitió, pero según él México no lo es y por ello esas revelaciones pueden resultar perjudiciales para sus simpatizantes. Otra vez, la información que debe ser pública es considerada peligrosa por quienes de- sean gobernarnos. Lo que olvidan nuestros gobernantes y quienes aspiran a serlo es que la libertad de expresión y el acceso a la información no son gracia que puedan otorgarse a cuentagotas ni premios para cuando seamos democráticos, sino garantías que los gobiernos latinoamericanos se han comprometido a cumplir, por escrito y ante la comunidad internacional. Ahí están, por ejemplo, el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Convención de Derechos Humanos de la OEA, y la Declaración de Chapultepec. Por eso resulta especialmente importante el proyecto de Medios y Libertad de Expresión lanzado por el Centro Internacional para Pe- riodistas (ver Qué hay de nuevo, en este número). Uno de los objetivos del proyecto es, precisamente, trabajar con los colegas latinoameri- cano para conocer y utilizar los instrumentos legales y posibles estrategias para mejorar el acceso a la información en los países latinoamerica- nos. Quién sabe, quizás podríamos invitar a nuestros candidatos a alguno de esos talleres. Saludos, y hasta la próxima. P DT D T D t Pd d dd d l Dl t dd dd t l LH t P lt l Pú l l d d ttd tt ld d pl t ld l t dP dt d t , p l dl , ld ( L l P dt d t t t td l p t dt x t p d Lt , t t l d $ 00 00 p lt dl td d t t l l p l lt , d t td tt l d p P dt d t , l t d d t dt P d d t t dt l l t t lt d p l, dt l, d P t , d d ,d ph, l dT , , x , D , 04 0, t l ( 40 0 8 ld lt @d x
  3. 3. tl Pl l pt P l L a principal lacra de nuestro periodismo es la imprecisión. Sus estadunidense, pero por muy diversas razones no copiamos lo mejor raíces están entreveradas –más que en los errores finales de del periodismo estadunidense de aquellos días, el periodismo de edición, más que en los desvíos éticos, más que en la expan- investigación. sión del marketing– en la esencia misma del periodismo: en Vale la pena recordar que la explosión del periodismo crítico e la indagación y en los reportajes. investigativo en los Estados Unidos ocurrió en el mismo periodo en Este texto pretende provocar algunas reflexiones sobre la mane- el que Brasil vivía los peores momentos del régimen militar. Los dos ra como estamos haciendo nuestros reportajes y pensar en caminos marcos de referencia de este periodismo están en la década de los que nos ayuden a que las noticias que escribimos sean más confia- setentas. Los documentos del Pentágono, publicados inicialmente bles para nuestros lectores. Son reflexiones reunidas a partir de la ex- por el New York Timesy después por el Washigton Post, son de 1971. periencia de un reportero que en los últimos trece años ha tenido va- Y las investigaciones de la irrupción a la sede del Partido Demócrata rios cargos de dirección, casi siempre ligados a las áreas de reportajes en el edificio Watergate las inició el mismo Post en junio de 1972, y especiales y a los programas de perfeccionamiento profesional. terminaron con la renuncia del presidente Richard Nixon en agosto Cuando pienso en el desarrollo de los reportajes, pienso también de 1974. en las plagas que impiden que aumente su calidad. Plagas como el Sendas crónicas de esas coberturas –el libro Todos los hombres del uso acrítico de declaraciones, la falta de persistencia en los asuntos Presidente, de los reporteros Bob Woodward e Carl Bernstein (edi- de interés, la falta de independencia de los periódicos, la dificultad tado en 1974) y la película sobre Watergate (1976)– influyeron en va- que tienen las redacciones para hacerse autocrítica, el uso abusivo rias generaciones de periodistas. Sin embargo, el patrón de trabajo del teléfono, la pereza, el inmediatismo, la falta de planeación y or- periodístico que mostraban no podía ser adoptado por una prensa ganización (que se reflejan en la presión desordenada a la hora del con censura previa, como la brasileña. cierre)... ¿qué mas? Como nuestra cobertura política estaba completamente contro- Podríamos hacer una extensa lista de los problemas que afectan lada, y la economía vivía la euforia de un periodismo “positivo” preo- la calidad de nuestras indagaciones y, por lo tanto, de los reportajes. cupado en retratar el milagro que vivíamos en Brasil, quedaban dos Voy a limitarme, sin embargo, sólo a dos puntos que dependen ex- campos de trabajo para los buenos reportajes: la cobertura urbana clusivamente de nosotros, los periodistas y empresas periodísticas. (policía, obras, transporte, educación, salud, medio ambiente) y la Primero, la principal desviación del periodismo investigativo, el denun- cobertura nacional, que seguía los mismos asuntos pero fuera del eje cismo. Así se convino en llamar a este fenómeno que en los últimos Rio-Sao Paulo-Brasilia (y ahí aumentaba el menú de temas: los in- diez años frecuentemente aparece en las redacciones y las deja cie- dios, la recién llegada ecología, la Amazonia, la apertura de grandes gas y sin rumbo. carreteras, el Nordeste). El núcleo realmente fuerte de los periódicos El otro punto en realidad son dos y tienen relación con esa des- era el reportaje general. viación: la falta de preparación de los periodistas y la organización Aquel periodismo, aún con todas sus limitaciones, tenía una vir- inadecuada y obsoleta de las redacciones. tud que se ha perdido: la especialización. Todas las redacciones te- Los periodistas brasileños despertaron tarde para los reportajes nían reporteros que conocían y cubrían muy bien las áreas estratégicas de investigación. Durante las décadas de los setentas y ochentas, de las ciudades que entonces se transformaban rápidamente, como cuando se inició el ciclo actual de modernización de las empresas Río de Janeiro y Sao Paulo: transportes, obras públicas, abasteci- periodísticas, los periódicos y periodistas tenían poco espacio para la miento de agua, medio ambiente, educación, salud. Fue acertado aca- investigación, principalmente de las acciones y políticas gubernamen- bar con la cobertura por “sectores”, ya que todos los periódicos te- tales. Este ciclo de modernización estaba inspirado en el modelo nían batallones de reporteros ociosos y burocratizados dispersos en
  4. 4. hospitales, delegaciones y oficinas públicas, pero eso también acabó La ruptura de los secretos bancario, telefónico o fiscal es prerrogati- con la especialización. Nuestro primer esfuerzo colectivo y generali- va del Poder Judicial y de la CPI (y afortunadamente inaccesible para zado de investigación ocurrió a partir de las bombas y actos de terro- la prensa), y equivale al uso simultáneo de varias bombas atómicas. rismo que marcaron el inicio de la transición del régimen militar Así, la prensa y la sociedad tenían entonces lo que hizo falta en 1981 hacia la democracia, a principios de la década de los 80. El mayor de durante las investigaciones de Riocentro y otros atentados. los atentados fue el de Riocentro, en 1981. La tercera razón que marca la importancia del caso Collor en la La explosión de denuncias políticas en la prensa ocurrió por historia de la prensa brasileña son los abusos cometidos por periódi- primera vez durante el gobierno de Fernando Collor de Mello, en 1992, cos y revistas. Dependientes de la CPI, de donde realmente salían las cuando ya estaba siendo investigado por el Congreso. Vale la pena informaciones relevantes, los periodistas sucumbían frecuentemente recordar la relación de los periódicos con Collor para entender mejor al juego de intereses de esos parlamentarios. El ansia por obtener re- lo que aconteció en el año del impeachment . Prácticamente todos los velaciones exclusivas dejó de lado a los procedimientos de control periódicos apoyaron a Collor en 1989 en la disputa contra Luiz Inácio indispensables en cualquier reportaje. Lula da Silva por la Presidencia. Este apoyo ocurrió explícitamente Muchos periódicos intentaron ir más allá de las noticias origina- por parte de la sección editorial de los diarios, e implícitamente en la das en la CPI y enviaron a sus tropas de choque a hacer investigacio- cobertura periodística. Pocos periódicos estaban dispuestos a inves- nes paralelas. Se hicieron numerosos reportajes importantes al margen tigar las vidas de los candidatos de aquella primera elección presi- de la Comisión y siguiendo las normas periodísticas. Sin embargo, lo dencial directa desde 1960. que predominó fueron los reportajes mal investigados, incompletos, El proceso de impeachment de Collor no fue desencadenado incomprensibles y, muchas veces, superficiales. Todo se valía en la por ningún reportaje, sino por una entrevista de la revista Veja con el carrera por la competencia y la hora de cierre. hermano del presidente. Hasta entonces, pocos reportajes realmente Los reportajes de denuncia no siempre son reportajes de investi- relevantes habían sido hechos por periódicos o revistas investigando gación, en el sentido de partir de una indagación independiente, se- al gobierno de Collor y a su entorno. A partir de la instalación de la ria y crítica. Muchas veces se trata tan solo de la publicación tal cual Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) y del debilitamiento de expedientes anónimos y de declaraciones parciales. Durante la del presidente, y estimulados por un clima de creciente competencia época del Collorgate cualquier reportaje era calificado de investigati- empresarial, los mismos periódicos y revistas que habían apoyado a vo. ¿Por qué? Collor, incluso de forma servil, encontraron el valor para publicar El periodo del impeachment coincidió con la necesidad de ganar reportajes con denuncias. credibilidad por parte de varios periódicos que ya habían iniciado su El caso Collor fue un hito para el periodismo brasileño por tres proceso de modernización (industrial, comercial, tecnológica, edito- razones. En primer lugar, porque los lectores identificaron a los pe- rial). Esos periódicos pensaron que la ruta más corta era la denuncia riódicos y a los semanarios como el principal instrumento para cues- que los haría parecer independientes y valientes. Así, los reportajes de tionar un gobierno inmoral. Esta sintonía con una sociedad nueva- denuncia se hicieron fundamentales para sus nuevos planes de merca- mente frustrada por el juego político trajo para los periódicos y revistas dotecnia; se juntaron el hambre y las ganas de comer. El ímpetu denun- simpatía y credibilidad, tal como aconteciera en 1984 durante la cam- cista se repitió el año siguiente, con la cobertura de la CPI del Presu- paña de las Diretas Já . puesto que investigó la corrupción dentro del propio Congreso. El segundo indicador de importancia en el caso Collor fue que (cont. pág. 7) algunos periodistas percibieron claramente los límites de su trabajo. ¿Cuáles son las armas de los periodistas en este tipo de investigación? Td l d t pt Registros de propiedad, juntas comerciales, informaciones off the re- cord de antiguos aliados transformados en enemigos, bancos de l datos, informaciones anónimas. Son instrumentos indispensables, tt dl dd t pero con frecuencia insuficientes para conseguir pruebas definitivas de actos criminales, principalmente de corrupción. t pd t, El juego cambió cuando el CPI inició sus actividades. Fue como si durante una guerra convencional una de las partes recibiera ayuda d Pl de una potencia nuclear dispuesta a usar sus ojivas sobre el enemigo.
  5. 5. t t p lt t La competencia por la exclusiva relajó los procedimientos de control y afectó la calidad. Los periódicos no se daban tiempo para pl t t t ld, l hacer indagaciones cuidadosas por miedo a perder el liderazgo en la cobertura, liderazgo que presumían sería asumido por el periódico l d pd que diera más exclusivas sensacionalistas y no por el que impusiera un patrón de calidad a sus información. pt p pd tt l Claro que visto así, lejos de las presiones del cierre y de la compe- l l, d tencia, todo ello parece sencillo y obvio. No lo fue, no lo es y difícil- mente lo será. Ya había ocurrido antes, ocurrió con el Collorgate y ha d p dt pl ocurrido varias veces desde entonces. El resultado de esas desviaciones es el desperdicio de grandes asuntos mal cubiertos, y no me refiero pt l t tan solo al caso Collor y a la pérdida de credibilidad sino también a l t l la absolución de criminales por falta de pruebas ya que, tal como la prensa, la policía y el Ministerio Público indagan mal y con frecuen- cia se basan en reportes mal investigados. Es obvia la necesidad de invertir en la preparación de los perio- Con la moda del denuncismo hubo una saludable reacción de la distas, tanto de los que salen de las facultades sin grandes vicios pero sociedad. Los mismos lectores que pedían sangre y cabezas empe- mal preparados como de aquellos que durante diez o doce años de zaron a reaccionar. Las empresas también percibieron los riesgos experiencia han adquirido vicios que pueden y deben ser extirpados que corrían con su imagen dañada. Era necesario repensar las es- con programas de actualización. trategias. La suma de varios factores hizo que la prensa en general El segundo hecho es que la forma en que administramos los re- disminuyera la avalancha rutinaria de denuncias y avanzara en la cursos de las redacciones castiga al reportaje, a la recopilación de creación de nuevos patrones de calidad. información exclusiva, a la investigación. Los grandes cambios em- Los periódicos continúan divididos entre la necesidad vital de presariales experimentados por los periódicos en las dos últimas mostrarse independientes para obtener credibilidad y el vicio perti- décadas sobrecargaron los procesos de cierre, cada vez más pre- naz de servir a sus propios intereses, lo que acaba determinando la sionados y complejos. Eso dio como resultado una distribución des- manera en que se relacionan con el poder y ejercitan el periodismo. proporcionada del personal. Dicho en forma caricturesca: en tanto Collor era fuerte, nada de in- Cada vez más periodistas, inclusive algunos inexpertos pero que vestigaciones o denuncias. Cuando se debilitó y no era posible ya podrían ser buenos reporteros, son utilizados para las tareas del encubrir sus delitos, toda la investigación era sobre él. cierre y se descuida lo que en algunos periódicos llamamos produc- Es posible que estemos viendo la misma película, ahora con Fer- ción: los adelantos, la indagación, la investigación, el reporteo, la orien- nando Henrique Cardoso. Terminó la luna de miel del primer perio- tación de los reporteros. Cada vez que un gobernador promete que do presidencial, y en el primer trimestre del segundo mandato de va a transferir a las calles a los policías dedicados a funciones buro- Fernando Henrique se publicaron más reportajes críticos que en los cráticas para aumentar la vigilancia, pienso en los periódicos. El lu- cuatro años anteriores. gar del reportero es la calle. Denuncismo o silencio. Este dilema es tan falso como recurren- Las redacciones están enfrentando estos problemas con progra- te. Los periódicos deben responder las acusaciones de que son frívo- mas de entrenamiento y actualización y con nuevas experiencias de los, superficiales, sensacionalistas e irresponsables con reportajes organización del trabajo y de la administración. Los grandes periódi- contundentes, serios, importantes para el país y que no puedan ser cos, principalmente Globo y Folha de Sao Paulo, encabezan este refutados por estar bien fundamentados. Las necesidades de una prác- proceso. La gran novedad es que decenas de periódicos medianos tica de indagación sólida enfrentan dos hechos. En primer lugar, han descubierto que esta es una vía –tal vez la única– para mejorar. existen pocos profesionales con las condiciones técnicas y la forma- Y es que los periódicos no tienen otra opción. La competencia ción adecuada para hacer reportajes de investigación tales que puedan –entre ellos mismos y entre ellos y otros medios que se disputan a los ser contestados pero no desmentidos. Ése es uno de nuestros gran- mismos consumidores y a las mismas tajadas de publicidad– los obli- des problemas actuales: la falta de experiencia, de preparación y de ga a invertir en informaciones exclusivas, credibilidad, buenas histo- conocimientos técnicos. Una evaluación cuidadosa de los reportajes rias. Y esto no tiene secreto: sólo se consigue con buenos periodistas. que publicamos en los periódicos, especialmente la cobertura de todos los días, indica claramente que la mano de obra que formamos Marcelo Beraba es jefe de la oficina del diario Folha de Sao Paulo en la redacciones sigue siendo irregular y llena de fallas. en Rio de Janeiro.
  6. 6. tl D P t D e vez en cuando aparece un libro en el que un periodista Pasaron 25 años entre ambos rela- se coloca en el centro del asunto que está investigando y tos, pero las lecciones sobre el desa- comparte con los lectores sus técnicas de investigación, rrollo de fuentes, el seguimiento de sus decisiones éticas y su proceso general de pensamiento. las pistas de papel y la lucha con los Hace 25 años, Bob Woodward y Carl Bernstein prácticamente dilemas éticos son atemporales. inventaron un nuevo género de libros cuando escribieron All the Por ejemplo Isikoff, al explicar President’s Men (Todos los hombres del presidente). Por supuesto sus tácticas para tratar de obtener las que antes otros periodistas de investigación habían relatado sus tra- grabaciones de las conversaciones en- bajos, pero casi siempre como una parte menor de libros de memo- tre Linda Tripp y Monica Lewinsky, rias por lo general poco significativos. Y digo poco significativos por- escribe: “Es la forma en la que operan que los periodistas son, después de todo, observadores externos los reporteros. Amenazamos, lambis- quienes pocas veces saben algo de primera mano y con frecuencia coneamos, fingimos compasión”. son engañados por sus fuentes. (cont. pág. 10) Entonces apareció el binomio del Washington Post, colocándose sin modestia en el centro de una historia de corrupción política que llegó hasta la Casa Blanca de Richard Nixon. Durante 1999 Michael Isikoff, quien trabajara para el Washing- ton Post antes de ser reportero en la revista Newsweek retomó el gé- , nero inventado por Woodward y Bernstein con su relato en primera persona sobre otra investigación que llegó hasta la Casa Blanca. Técnicamente el tema del libro de Isikoff –que se llama Uncovering Clinton (Descubriendo a Clinton) pero que podría haberse llamado Todas las mujeres del Pr esidente– es el carácter o más bien la falta de carácter del mandatario estadunidense. Pero el libro también es so- bre el mismo tema que Los hombres del presidente un proyecto de : investigación a medida que se desarrolla en direcciones inesperadas con el reportero como protagonista. Por ello el subtítulo, La historia de un reportero, no es ambiguo. Los periodistas que hagan una lectura cuidadosa de Isikoff, Woodward y Bernstein y otros autores de libros similares pueden aprender mucho sobre la práctica del periodismo. Uncovering Clin- ton, Los hombres del Presidentey otros relatos menos conocidos que forman parte del género son, sin quererlo, libros de texto. Las lecciones sobre las relaciones de los periodistas con sus fuentes son especialmente notables en los libros de Isiskoff y de Woodward y Bernstein debido a lo mucho que estaba en juego.
  7. 7. dice “simplemente que estaba buscando información para un posible reportaje. Westrell pareció halagado y ofreció alguna información...” A medida que se desarrolla el escándalo, Woodward y Bernstein desean entrevistar a las fuentes en los hogares de éstas. “Siempre se identificaban de inmediato como reporteros del Washington Post, pe-ro la manera de hacerlo que siempre parecía funcionar mejor no era del todo directa. ‘Un amigo del comité nos dijo que usted estaba preocupado por algunas de las cosas que vio suceder, que sería bueno hablar con usted...que usted es absolutamente honesto y que no sabe bien qué hacer; nosotros entendemos el problema, usted cree en el Presidente y no quiere hacer nada que parezca desleal’. Woodward podía decir que estaba registrado como Republicano; Bernstein podía esgrimir una sincera antipatía hacia las políticas de ambos partidos”. Para obtener exclusivas es necesario saber seguir las pistas de do- cumentos y cultivar las fuentes humanas. Cuando Isikoff está corrobo- rando la versión de Paula Jones, entrevista a uno de sus abogados. Cualquier evidencia de otra mujer que protestara por los intentos de seducción de Clinton sería bienvenida, dice Isikoff. El abogado re- cuerda de pronto una llamada telefónica que recibió de una mujer quien no se identificó relacionada con un presunto hostigamiento sexual relacionado con Clinton. Al día siguiente el abogado recupera sus notas para darlas a Isikoff. Lo que revelan esas notas conduce a El libro incluye muchos momen- Isikoff a una pista de papel que muchos reporteros no hubieran tos en los que Isikoff aparece pre- sabido seguir. ocupado por los sentimientos de sus Esto es parte de lo que dijo la anónima mujer: Ella y su esposo fuentes. Esa preocupación, sin em- ayudaron a recaudar fondos para Clinton en 1992. Después ella tra- bargo, con frecuencia es un medio bajó en la Casa Blanca, primero como voluntaria en la oficina social para alcanzar un fin legítimo. Des- y después como asistente secretarial en la oficina legal de la Casa pués de todo, muchas de esas fuen- Blanca. En noviembre de 1993, dijo la mujer, su matrimonio estaba tes son mujeres que parecen haber en problemas y habló con Clinton sobre un empleo permanente. sufrido abusos de parte de un pode- Durante esa visita en la Casa Blanca Clinton besó a la mujer y la tocó roso hombre llamado Bill Clinton. sin su consentimiento en lugares inapropiados. Al día siguiente, dijo En Todos los hombres del Pre- la mujer, su esposo se suicidó. Ella mencionó referencias a su muerte sidente, Bob Woodward inicia los en algo llamado Guarino Report (Informe Guarino) y en otra publi- engaños muy pronto, justo después cación llamada The Clinton Chronicles (Crónicas de Clinton). Antes de la primera comparecencia de los de colgar, la mujer dijo al abogado de Jones que, gracias a sus con- ladrones del edificio Watergate ante tactos, en 1995 había viajado a Yakarta y a Copenague como parte de la corte. Al tratar de saber más sobre la delegación del Departamento de Estado. el ladrón James McCord, Woodward La mujer no volvió a llamar, y el abogado de Jones no había entra en contacto con un conocido tratado de localizarla. Isikoff decidió empezar con el Guarino Report, de éste llamado Harlan A. Westrell. publicado por un empresario de Arkansas interesado en teorías de Woodward deduce muy pronto que conspiraciones que involucren a Clinton. Sin saber donde encontrar Westrell aún no sabe del arresto de la publicación, Isikoff llama a un amigo periodista quien estaba tra- McCord, asi que cuando le extraña bajando en un reportaje para la revista semanal del New York Times que un reportero del Washington sobre personas que odian a Clinton. El periodista tiene un número Post le haga preguntas, Woodward del Guarino Report, y se lo envía a Isikoff. Incluye una lista de 56
  8. 8. personas que han muerto supuestamente por obra de Clinton, y la al desarrollo de la historia. Cuando el caso llega ante un gran jurado número 20 es Ed Wiley. Los detalles de su muerte coinciden con la le- la perseverancia personal de Woodward lo lleva hasta un empleado tanía hecha por la mujer anónima en su llamada. de la corte quien le permite echar un vistazo a los expedientes del Isikoff recurre al Federal Staff Directory (Directorio de emplea- gran jurado para ese año. Y en efecto, ahí están los nombres del gran dos federales), un anuario de referencia publicado por una empresa jurado del caso Watergate. privada, y encuentra el nombre de Kathleen Wiley en la edición de El empleado había dicho a Woodward que no podía tomar no- 1994. En pocos minutos el departamento de documentación de News- tas, y lo observa de cerca. Así que Woodward empieza a memorizar weeklocaliza la dirección y el teléfono de Wiley en una base de datos los nombres. Se disculpa para ir al sanitario, en donde apunta la in- pública. formación que retiene en la memoria antes de regresar al archivo pa- Mediante registros públicos de la Casa Blanca, Isikoff descubre ra seguir memorizando los nombres hasta tener los veintitrés. que Wiley había enviado una corbata a Clinton como regalo el 3 de Durante sus investigaciones Isikoff, Woodward y Bernstein en- mayo de 1993; le escribió una nota de condolencias después de la frentaron diversos dilemas éticos nuevos para ellos. Los de Isikoff giran muerte de Vince Foster; lo llamó para desearle feliz cumpleaños; le principalmente en torno a una pregunta frecuente: dónde está el lí- sugirió que vacacionara en Vail, Colorado, porque ella estaría allí, y mite al investigar la vida privada de un personaje público. Cuando le envió una novela que le había gustado. Isikoff también encuentra Linda Tripp le habla a Isikoff sobre lo que parecen ser actos sexuales una nota de Clinton a uno de sus colaboradores en la que solicita el voluntarios entre Lewinsky y Clinton, el periodista tiene una reacción número telefónico de Willey en Vail. Más tarde, Isikoff utiliza los do- ambigua respecto a seguir esa pista. Finalmente Isikoff concluye que cumentos de Lloyd Bentsen, que fueron donados a la Biblioteca Jo- las constantes indiscreciones de Clinton deben ser expuestas dado hnson en Austin, Texas, para verificar que el otrora Secretario del Te- que ocurrieron en la Casa Blanca, y en ocasiones cuando el presi- soro esperaba afuera de la oficina de Clinton cuando salió Willey, tal dente tenía que tomar decisiones importantes. Más aún, sus acciones como ésta lo había dicho. obligaron a “mentiras rutinarias, repetidas y pensadas... La mentira, si Hablando de pistas de papel, Isikoff las utiliza inteligentemente se practica con frecuencia, puede tener un efecto corrosivo”. en otro momento de su investigación al verificar la influencia políti- Entre más averigua Isikoff, más se convence de que es necesario ca del padrino político de Lewinsky. Se trataba de un importante con- revelar el comportamiento sexual de Clinton. “Esto no era Watergate, tribuyente financiero del Partido Demócrata, quien supuestamente ni yo imaginaba que lo sería. Pero eso no significa que no fuera había bombardeado a Hillary Clinton con regalos. Isikoff solicita do- correcto emprender el proyecto. No se debe permitir que los Presi- cumentos de la oficina de ética del gobierno estadunidense (US Office dentes engañen al público. Clinton lo hizo de manera repetida y des- of Government Ethics). Se supone que los altos funcionarios del po- fachatada”. der ejecutivo deben informar a esa agencia si reciben regalos con Bernstein, en Los hombres del Presidente, reflexiona sobre cues- valor de cien dólares o más. Isikoff encuentra numerosas formas, pe- tiones éticas cuando trata de identificar llamadas telefónicas privadas ro ninguna relacionada con Hillary Clinton. Descubre que los Clinton utilizando sus fuentes al interior de la compañía de comunicaciones habían recurrido a un tecnicismo relacionado con los cónyuges de Bell. “Siempre era reticente a usarlas para obtener información sobre los funcionarios. “La opinión de los abogados de la Casa Blanca era llamadas debido a las consideraciones éticas relacionadas con la vio- que tales regalos no tienen nada que ver con el hecho de que esté lación de la confidencialidad de los registros telefónicos de una per- casada con el Presidente de Estados Unidos”. sona. Es un problema que nunca terminó de resolver. ¿Por qué, como Todos los hombres del Pr sidente también está lleno de suge- e reportero, podía tener acceso a los registros personales y financieros rencias útiles para reportear. En cuanto Bernstein descubre que el cuando tales revelaciones lo indignarían si él fuera sometido a un es- sospechoso robo había ocurrido en el edificio Watergate, empieza a crutinio similar por parte de otros investigadores?”. llamar al tipo de fuentes potenciales que los reporteros ignoran con Las lecciones valiosas que se derivan de Uncovering Clinton y demasiada frecuencia: las personas sin cargos importantes, emplea- Los hombres del Presidentellenan muchas páginas. Los otros libros dos, botones de hoteles, mujeres que trabajan en el área de limpieza, de este género no son bien conocidos y pocos combinan un tema tan meseros de un restaurant. importante con tanto material instructivo. Pero vale la pena leerlos Por su parte Woodward, en lugar de quedarse en la oficina, va a todos. la corte para asistir a la audiencia preliminar y, en lugar de solo es- cuchar los procedimientos, le pregunta a un hombre elegante por qué Steve Weinberg es Editor del IRE Journal , publicación bimestral está en ese lugar. El hombre responde de manera evasiva pero de Investigative Reporters and Editors, en la que se publicó este Woodward insiste. Las respuestas que obtiene finalmente contribuyen texto.
  9. 9. tl t lp E n marzo de este año el Comité para la protección de perio- distas (Commitee to Protect Journalists, CPJ), publicó su in- forme anual para 1999. El documento, titulado Ataques a la prensa, informa sobre más de 500 casos de periodistas mul- tados, asaltados, encarcelados o asesinados el año pasado por su tra- bajo, y destaca “el estado precario del periodismo independiente y la democracia en todo el mundo”. La cifra “más alarmante” es la del au- mento de la violencia contra periodistas, ya que 34 fueron asesina- L t l dos en 1999 por su trabajo, en comparación con 24 el año anterior. P l t El mayor número, diez, murió en Sierra Leona; otros seis periodistas perdieron la vida en Yugoslavia, y cinco en Colombia. El CPJ señala Los gobiernos de varios países latinoamericanos tomaron medidas también que el encarcelamiento de periodistas es “otra herramienta poderosa empleada por los enemigos de la libre expresión” e indica para poner sus leyes de prensa a la altura de las normas internacio- que a fines del año pasado 87 periodistas estaban tras las rejas por su nales. Pero mientras la prensa latinoamericana continuaba denuncian- trabajo, en comparación con 118 el año anterior. do fechorías, su propia fuerza la expuso a una nueva modalidad de Por otra parte, como señaló Ann Cooper, directora ejecutiva del hostigamiento: las campañas de difamación. CPJ, algunos “déspotas sofisticados están empleando métodos cada Los reporteros latinoamericanos se han vuelto sumamente dies- vez más sutiles para amordazar a la prensa”. Por ejemplo, para no tros para exponer los actos delictivos, pero por otro lado no cuentan afectar su imagen internacional, en lugar de encarcelar a los perio- con los juzgados y tribunales que investiguen, entablen acciones y distas “llevan al periodismo independiente a la ruina hostigándolo castiguen a quienes denuncian. En la mayoría de los países, el siste- con impuestos, multas o cortándoles el acceso a medios de comuni- ma judicial es notoriamente débil; muchas veces no puede, o no está cación controlados por el estado”. dispuesto a investigar los casos que se le presentan. El resultado es Por el lado positivo, el informe del CPJ considera que “hasta los que los periodistas que denuncian la corrupción se vuelven blanco regímenes más represivos son susceptibles a la presión internacio- seguro. Dado que los reportajes negativos en la prensa constituyen nal. Por ejemplo, el CPJ documentó 11 casos nuevos de encarcela- una de las pocas sanciones efectivas contra el comportamiento crimi- miento en China el año pasado, pero en febrero el gobierno chino nal en Latinoamérica, desacreditar a la prensa es una táctica exce- dejó en libertad anticipadamente al periodista Gao Yu, al parecer lente para quienes deseen escabullirse sin tener que rendir cuentas. como gesto de buena voluntad antes de una visita de la secretaria de A este hecho se atribuye el auge de una nueva forma de ataque Estado de Estados Unidos, Madeleine K. Albright”. contra los periodistas latinoamericanos, que se disfraza de periodis- En todo caso, el CPJ confía en que este informe “aliente a todos mo para difamar, o hasta hacer peligrar, a los reporteros. El caso más los periodistas a apoyar su trabajo a favor de la libertad de prensa. dramático se dio en Perú, donde se lanzó un alud de tabloides aus- En el prefacio, el escritor Philip Gourevitch, de la revista New Yorker, piciados por el gobierno y llenos de artículos difamatorios sobre los argumenta que ‘la mejor manera de apoyar a nuestros colegas en el principales periodistas del país, con la singular intención de socavar exterior, para quienes ser periodista es sinónimo de correr peligro ... la confianza del público en los medios de comunicación. En Guate- es cubrir lo que pasa en el mundo más intensamente” mala, los periodistas fueron blancos de una campaña de difamación
  10. 10. transmitida a través de un misterioso programa de radio. Y un grupo expresión. La Ley para la Protección de la Independencia y la Econo- de panameños poderosos desató una campaña de difamación contra mía Nacional de Cuba dispone condenas de hasta 20 años de cárcel por el principal medio de comunicación del país, La Prensa , y su editor una gama de ofensas relacionadas a los medios de comunicación. Gustavo Gorriti, luego que el periódico publicara reportajes que vin- La violencia también sigue siendo motivo de preocupación, par- culaban al fiscal de la República con el narcotráfico. ticularmente en Colombia, donde cinco periodistas fueron asesina- En estos tres países, los periodistas han respondido utilizando su dos en el desempeño de sus labores en 1999. Sin embargo, reportar pericia investigativa para sacar a luz pública los orígenes de las campa- sobre el tráfico de drogas, y la protección oficial que le permite pros- ñas difamatorias. Los peruanos presentaron evidencias contundentes perar, es igual de arriesgado en otros países. Muchos periodistas pu- de que los tenebrosos servicios de inteligencia del país estaban de- blican este tipo de reportaje sin firma, y aquellos medios que repor- trás de la campaña de difamación. Los guatemaltecos documentaron tan sobre el mercado de drogas han sido hostigados por asunto de el hecho de que el programa radial había sido capitalizado por un impuestos, o amenazas o intimidación. asesor presidencial. Y los panameños respondieron con la expansión Para los periodistas latinoamericanos, el próximo desafío será y aceleración de sus investigaciones de los personajes turbios a cargo ponerse a la altura de criterios profesionales más elevados. La crecien- de la campaña contra Gorriti y La Prensa . te conciencia sobre la desesperada necesidad que tiene el público de En todos estos países, las campañas de difamación contra la recibir reportajes verídicos y equilibrados, ha llevado a los periodis- prensa florecieron porque los sistemas judiciales locales eran débi- tas de muchos países a emitir un llamado para establecer un código les, y porque no se ha elaborado un marco legal que rija las relacio- de ética profesional. nes entre sociedad y medios de comunicación. No obstante, algunos Detrás de todo hay una maraña de asuntos complejos, como países tomaron medidas para remediar estas deficiencias, con la asis- descubrieron algunos periodistas colombianos recientemente cuan- tencia y el apoyo particular de la Comisión Interamericana para los do trataron de des-sensacionalizar la violencia y decidieron colecti- Derechos Humanos (IAHCR). vamente publicar toda imagen violenta en blanco y negro. El plan se Históricamente, la Comisión Interamericana para los Derechos abandonó rápidamente, debido, según informes, a las bajas en las Humanos y la Corte Interamericana para los Derechos Humanos han cifras de circulación. servido de foro independiente para los periodistas que no han podi- Las experiencias de los periodistas en Latinoamérica demuestran do obtener justicia en sus propios países. Este año la Comisión ayudó que los medios se guían cada día más por factores de mercado, a resolver varios casos en Argentina, y presionó para que se borre del después de décadas de subsidios estatales. El resultado es que los sistema legal argentino la difamación como ofensa criminal. También medios han llegado a valerse cada día más de los contenidos sensa- refirió un caso peruano y un caso chileno a la Corte Interamericana cionales. Al mismo tiempo, aquellos dueños de medios de comuni- en Costa Rica. A finales de año, la Comisión seguía estudiando otros cación que se tornaron holgazanes bajo auspicios gubernamentales, casos relacionados a los medios de comunicación, incluido un caso se han visto obligados a hacer más eficientes y profesionales sus peruano de intervención telefónica. Y con la prohibición de El libro publicaciones. Muchos han contratado a prominentes reporteros jó- negro de la justicia chilena , supuestamente por amenazar a la segu- venes, y se han distanciado de los gobiernos locales. ridad del estado, un representante del gobierno chileno se presentó Desde el punto de vista de la libertad de prensa, la experiencia ante la comisión y reconoció la necesidad de reformar la anacrónica latinoamericana con la internet ha sido tanto maldición como bendi- Ley de Seguridad del Estado de Chile. ción. En Perú y Panamá, los enemigos del periodismo independiente Quizá la reforma legal más dramática de 1999 fue la derogación han hecho uso extenso de la internet para librar campañas de difa- parcial de las infames “leyes mordaza” panameñas, que durante mu- mación contra medios de comunicación. De igual forma, la internet cho tiempo habían obstaculizado las labores de la prensa en ese país. también se ha utilizado para esquivar la censura. Los reportajes de La presidente Mireya Moscoso se comprometió a derogar las leyes periodistas cubanos independientes se distribuyen mayormente en mordaza restantes para el verano del 2000. la internet, y el tomo prohibido El libro negro de la justicia chilena Mas si por un lado algunos países liberalizaron sus leyes de pren- registró 20 mil visitas el primer día que estuvo disponible en la Red. sa, otros tomaron medidas para cerrarle el cerco a los periodistas. En Jamaica, una propuesta de ley dificultaría a los periodistas reportar Marylene Smeets es coordinadora del programa para América sobre la corrupción dentro del gobierno. En Brasil, se aprobó una ley del Comité para la protección de periodistas (CPJ). Este texto aparece que castiga a aquellas autoridades que dan información a la prensa. en el informe del CPJ bajo el título Vista panorámica de las Américas . En Cuba, donde el gobierno ya tenía a disposición un arsenal de me- Para mayor información, o para obtener una copia del informe, co- didas legales para suprimir los reportajes independientes, cobró vi- municarse al CPJ en sus oficinas de Nueva York, teléfono (212) 465 gencia en marzo una ley nueva que prácticamente prohibe la libre 9344, o consultar su página electrónica en www.cpj.org .
  11. 11. l Htp t P dt d t Hace casi tres años, navegando por internet, me topé con la página de Periodistas de Investigación, y quedé impresionada. Mi sorpresa no se debía al diseño del sitio o a la utilidad de sus servicios –que sin duda la tenía– sino a la coincidencia... Entonces yo trabajaba intensamente en el campo de la investigación documental, ansiosa de conocer recursos electrónicos útiles para periodistas, con el fin de plasmarlos en mi tesis profesional y en mi de- sempeño laboral. La página de Periodistas de Investigación era mi proyecto hecho realidad, una red de periodistas cuyo objetivo primordial era el intercambio de información y la capacitación profesional. La avalancha electró- nica había comenzado. Gracias al valioso correo electrónico pude tener contacto con Lise Olsen, entonces directora de Perio- distas de Investigación, y conocer las entrañas del proyecto. Felizmente, Lise me invitó a colaborar con la organización, y desde entonces han pasado muchas his- torias y personas que han trabajado arduamente para consolidar a Periodistas de Investigación. Primero en casa de Lise, y después en la querida oficina de Gamma 1, en Coyoacán, han sido varias las aventuras personales y profesionales que hemos atestiguado, y con ello, el crecimiento no solo de Pe- riodistas de Investigación como organización, sino de cada uno de sus miembros. Ese crecimiento se ha consolidado también en mi persona. Hoy uno de los ciclos profesionales más felices de mi vida se cierra. Después de coleccionar y archivar cientos de reportajes y bases de datos, impartir decenas de talleres y cursos de periodismo asistido por computadora, periodismo electrónico y periodismo de investigación; de enviar cientos de mensajes electrónicos, y sobre todo, de conocer y trabajar con una maravillosa y plural gama de periodistas, ha llegado el momento de tomar un nuevo camino. Agradezco a los periodistas interesados en el uso de nuevas herramientas tecnológicas la oportunidad de viajar por el continente y compartir conocimientos y angustias, el entusiasmo por nuevos proyectos, por involucrarse con esta organización. Gracias por las enormes lecciones que –sabiéndolo o no– me dieron. Gracias a los miembros fundadores (la lista es grande, pero gracias a todos) y al arduo trabajo de Lise y Pedro Enrique; sin ellos, este proyecto no existiría. Y gracias también a los socios actuales y a los que vendrán. Será su interés y trabajo en este proyec- to el que fortalezca cada día el excelente trabajo desempeñado actualmente por mis compañeros de oficina. Un abrazo para todos. Alma Delia
  12. 12. DP o bajarlos en formato pdf, el cual es más práctico para leer los mate- p p P dt riales sin necesidad de estar conectado o para imprimirlos. Por su- puesto que también incluimos en enlace a la página de Adobe que De acuerdo, en realidad no se trata de una nueva página, sino del permite bajar el programa Acrobat Reader , necesario para consultar resultado de la renovación y actualización del sitio de Periodistas de los archivos pdf. Investigación. Gracias al trabajo de Alejandro Cárdenas, Asociado Edi- Otra sección nueva es la de las Charlas de Coyoacán, en la que torial y encargado de nuestro sitio, así como a las sugerencias de incluimos la información sobre los coloquios mensuales que hemos nuestros socios y amigos, el espacio en investigacion.org.mx ofrece estado realizando en nuestras oficinas desde mediados del año pasa- nuevos servicios y recursos en sus más de 200 páginas. Nuestro obje- do. Todas las charlas son grabadas, y nuestros socios y amigos pue- tivo es ofrecer un sitio eficiente, con información y herramientas úti- den consultar las que sean de su interés u obtener copias en nuestras les para el periodismo de investigación. oficinas. Una de las novedades es la base de datos de reportajes de inves- La página ofrece ahora sendas formas electrónicas, una para sus- tigación, con la que se pueden hacer búsquedas en nuestra colección cribirse en línea a nuestra organización, y la otra para que nuestros que ya incluye más de 500 trabajos producidos en diversos países de socios y amigos puedan actualizar sus datos de manera personal e in- América Latina y México. La consulta de estos reportajes pueden ser mediata. El sitio se modifica diariamente, si es necesario, para actu- de gran utilidad para identificar fuentes, conocer lo que se ha hecho alizar la información sobre conferencias, seminarios y eventos de in- respecto a temas específicos, o simplemente ver cómo están traba- terés para los periodistas. jando los colegas de otras latitudes. Es decir, queremos que investigacion.org.mx sea tanto un arcón También hemos estado trabajando en De pesca con la red, el di- de recursos para periodistas como un foro virtual para el periodismo rectorio de enlaces útiles para las pesquisas periodísticas. Actualmen- latinoamericano. te tiene cerca de 500 enlaces bajo diferentes temas, e incorporamos Por lo pronto, los primeros indicios son alentadores: durante los también un enlace directo al buscador Google!, que permite hacer primeros cuatro meses desde que se actualizó el sitio nuestro conta- búsquedas directas en millones de páginas de internet. dor registró más de 2500 visitas desde numerosos países. Esperamos En cuanto a la versión en línea de La Red, los números anteriores comentarios acerca del sito, sugerencias, dudas, o propuestas para de este boletín podrán consultarse ahora directamente en la página, poder enriquecerlo y mejorar nuestros servicios. t t ld P dt l t t lp P d t ( , p t lp dt l p t dl d pt d 000 l t t ld P d ( t td dt d td l d, ptp d p t ,t d t d t ht p t d p p ttd d td d Ld l dt tt t l p t d dd td l pt dlpd d d td d t d l dl d L t d lp tl lp dp d t d l p ptpt t l p td d dl lt lp d t p t dl d lp td d dt d lt l, d dl d l pl d xp ld p dp l dd td d d dt dP d ( l , t ú t p l dt ptpt L hl tp p t dd t ld P ,d Pt tl , t t l t l t, Ht t, , ht, 000 , t l (0 00, p t @ , D
  13. 13. ld d t d l d l Un acercamiento a la comunicación: los medios y la cultura Congreso de ciencias de la comunicación de los países de contemporánea , seminario impartido por James Lull, profesor de habla portuguesa , con investigadores y académicos del campo estudios de la Comunicación en la Universidad de San José, California. de la comunicación de Angola, Brasil, Cabo Verde, Guinea-Bissau, El seminario se realizará en la Universidad Iberoamericana de León , Mozambique, Portugal y San Tome y Príncipe, en San Vicente , Guanajuato. Para mayores informes comunicarse al teléfono (4) 710 Brasil. Para mayor información comunicarse la Secretaría de cultura 0641, o a la dirección electrónica mhernand@amoxcalli.leon.uia.mx de San Vicente, Rua Joao Ramalho 988 Centro, CEP 11310-080, Sao Vicente, SP, Brasil, teléfono 55 13) 560 1481,fax: (55 13) 467 3486, 4d l amauri@kingnet.com.br Termina el plazo para recibir candidaturas al premio para d l mujeres periodistas valerosas de la International Women’s Media Foundation . El premio está abierto a periodistas, reporteras, V Congreso de la Asociación Latinoamericana de Investiga- editoras, productoras y fotógrafas de todo el mundo. Para más dores de la Comunicación , con el tema Sociedad de la informa- información, comunicarse con Amy Johnson, Program Director, ción: convergencias, diversidades. Organizado por la Facultad de International Women’s Media Foundation, 1726 M Street NW, Suite Ciencias de la Comunicación e Información de la Universidad 1002, Washington, D.C. 20036, Estados Unidos, teléfono (202) 496 Diego Portales, en Santiago de Chile . Para mayor información 1992, ajohnson@iwmf.org, www.iwmf.org . comunicarse a la dirección electrónica paulina.marin@com.udp.cl . 4 d l d Conferencia sobre la ley de libertad de información en XV Congreso brasileño de periodismo científico , organizado Estados Unidos (Freedom 2000: FOI at the Millennium ), organi- por la Asociación Brasileña de Periodismo Científico, con énfasis zada por la Coalición Nacional para la Libertad de Información, en en el tema de la ética en el trabajo de producción y divulgación de la Arlington , Estados Unidos. Se trata de tres días de discusiones ciencia, en Florianopolis , Brasil. Para más información sobre el sobre acceso a información y expedientes públicos. Para mayor congreso, comunicarse a Rua Rego Freitas, 530, sobreloja, información comunicarse al teléfono (214) 977 6658, en Estados Sao Paulo, SP, CEP 01220-010, Brasil. Unidos, o a la dirección electrónica foift@airmail.net . d d l Taller de edición periodística: narración e investigación , Termina el plazo para recibir candidaturas a los Premios de organizado por la Fundación para un Nuevo Periodismo Ibero- Prensa Lorenzo Natalí , entregados por la Federación Interna- americano e impartido por el periodista argentino Tomás Eloy cional de Periodistas (FIP) a nombre de la Comisión Europea. Los Martínez, en Buenos Aires . Para mayor información comunicarse premios son para periodistas cuyos artículos de prensa “reconozcan a las oficinas de la Fundación en Cartagena de Indias, Colombia, los derechos humanos y la democracia como elementos vitales en teléfono (57 5) 6645890, dirección electrónica contactenos@fnpi.org . la búsqueda de un desarrollo equitativo”. Los artículos deben haber 4d sido publicados entre el 1 de abril de 1998 y el 31 de marzo de 1999, y deben ser remitidos en uno de los idiomas oficiales de la III Conferencia internacional medios de comunicación y Unión Europea o en una traducción. Para mayor información con- procesos electorales , organizada en la ciudad de México por sultar la página de la FIP en www.ifj.org/hrights/lorenzo/natali.html, la Cámara de Diputados la Fundación Konrad Adenauer, la Federa- o comunicarse a la dirección electrónica ifj.prize@pophost.eunet.be ción Latinoamericana de Facultades de Comunicación Social, la o al teléfono (322) 223 3729, en Bruselas. Universidad Autónoma Metropolitana, la Universidad Iberoameri- cana, el Consejo Nacional para la Enseñanza y la Investigación de las Ciencias de la Comunicación y la Asociación Mexicana de Dere- cho a la Información. Para más informes comunicarse a la dirección electrónica 3erconferencia@care2.com .
  14. 14. 4d 4d Curso sobre agentes inteligentes para la recuperación de infor- Congreso anual de la Asociación Mundial de Diarios , en Río mación en internet, organizado por la Asociación Andaluza de de Janeir o, Brasil, que incluirá un “foro para editores” para discutir Documentalistas y la Asociación Andaluza de Bibliotecarios, en el uso de internet en la distribución de noticias. Para más informa- Granada , España. Los organizadores explican que “se estima que ción comunicarse con la Asociación en 25 Rue d’Astorg, 75008 el número de documentos en internet es de unos 900 millones” París, France, teléfono (33-1) 47428500, cbanmeyer@wan.asso.fr, mientras que ningún buscador recoge más de la tercera parte de ese www.wan-press.org . universo. De ahí que los “agentes inteligentes, utilizando cientos de pt motores de búsqueda, pueden ayudarle a conseguir una cobertura de hasta un 90% del total de la red, a la vez que le permiten obtener Talleres intensivos de periodismo para periodistas de diarios resultados con un alto índice de precisión”. Para mayor información y revistas de países en desarrollo, auspiciados por la Fundación llamar al teléfono de la Asociación Andaluza de Documentalistas en Se- Thomson en el centro de estudios editoriales en Cardif f, Gales. Los villa, (954) 560961, o consultar su página en http://www.sistelnet.es/aad . participantes deben de hablar y leer inglés, tener 24 años de edad o más y un mínimo de tres años de experiencia laboral en un diario, d revista o agencia de noticias. Para más información, comunicarse Tercera Bienal Latinoamericana de Radio , a realizarse en la con Thomson Foundation, Bute Building, King Edward VII Avenue, ciudad de México con el auspicio y apoyo de varias organizacio- Cardiff CF10 3NB, Gales, Reino Unido, teléfono (44 1222) 874-873, nes nacionales e internacionales. El evento incluye un concurso de correo electrónico Enquiries@ThomFound.org, programas radiofónicos, cursos-talleres de capacitación radiofónica www.thomfound.org/courses . y teleconferencias. Para mayor información comunicarse a la direc- t ción electrónica informes@bienalderadio.com . Termina el plazo para presentar trabajos a concurso por los d Premios Ranan Lurie al mejor cartón político , ofrecido por la Seminario intensivo de periodismo ambiental organizado por Asociación de Corresponsales de las Naciones Unidas en honor de el Instituto Ambiental Scripps Howard en Boulder , Colorado. El Lurie, “uno de los caricaturistas más respetados del mundo”. Los programa se realiza durante una semana e incluye presentaciones, premios se entregarán en octubre el año 2000 en la sede de la ONU mesas redondas, discusiones con expertos y trabajo de campo. en Nueva York. Para más información comunicarse con The United Para mayor información consultar la dirección electrónica Nations Correspondents Association Ranan Lurie Political Cartoon www.colorado.edu/journalism/cej, o llamar al Centro de Award, 375 Park Avenue, Suite 1301, New York, NY 10152, a la Periodismo Ambiental, teléfono (303) 492 4114. dirección electrónica LurieHonor@aol.com, o consultar la página . 4d d t Conferencia anual Investigative Reporters and Editors (IRE), con la Décimo encuentro latinoamericano de facultades de comuni - que se celebra el XXV aniversario de la organización, en Nueva cación social , en São Paulo , convocado por la Federación Latino- York . El evento será en el Hotel Waldorf Astoria, y las inscripciones americana de Facultades de Comunicación Social (FELAFACS), la Aso- están abiertas. Para mayor información comunicarse a las oficinas ciación Brasileña de Escuelas de Comunicación Social (ABECOM) y la de IRE en Columbia, Missouri, teléfono (573) 882 2042, o consultar Escuela de Comunicaciones y Artes de la Universidad de São Paulo. su página electrónica en www.ire.org . Para mayor información dirigirse a Secretaría del X Encuentro FELAFACS, Escola de Comunicacões e Artes, Av. Prof. Lúcio Martins d Rodrigues, 443, Cidade Universitaria 05508-900 São Paulo, Brasil, Quincuagésima Conferencia Anual de la Asociación teléfono (55 11) 8184142, eca@usp.br, www.felafacs.org, Internacional de Comunicación , en Acapulco , México. www.eca.usp.br/associa/abecom . Para mayor información comunicarse con Joseph Straubhaar, Department of Radio-Television-Film, University of Texas, CMA 6.118, Austin, Texas 78712, Estados Unidos, jstraubhaar@mail.utexas.edu, icahdq.org/index.html .
  15. 15. 000 4 8d d Congreso Iberoamericano de Periodismo Científico , Encuentro Internacional de Investigadores y Estudiosos VII III a celebrarse en la Universidad de Morón, en Buenos Aires . de la Información y la Comunicación , organizado por la Facul- Para mayor información consultar la página electrónica: tad de Comunicación de la Universidad de La Habana , con el tema http://www.cuerpo8.es/PERIODISMOCIENTIFICO/PeCiportada.html, o Comunicación, información y sociedad: tensiones presentes y fu- comunicarse a las direcciones electrónicas cuerpo8@mail.ddnet.es turas. Dentro del programa se realizarán también el I Encuentro de o mcalvo@terrabit.ictnet.es . Estudiantes de Comunicación Social y el II Encuentro de Estudian- tes de Bibliotecología y Ciencias de la Información. Para mayor d t d 00 información comunicarse a Avenida de los Presidentes No. 506, entre 23 y 21, El Vedado, CP 10400, La Habana, Cuba, telefax (537) Segunda conferencia mundial sobre investigación criminal 323734, dirección electrónica icom2000@fcom.uh.cu, internet moderna, delincuencia organizada y derechos humanos , www.uh.cu/facultad/comunicacion . en Durban , Sudáfrica. Convocada por el Instituto para Derechos Humanos y Estudios de Justicia Criminal de Sudáfrica. Para mayor información comunicarse con Tasha Houston-McMillan a la direc- ción electrónica tasha@eventdynamics.co.za, o consultar la página electrónica www.tsa.ac.za/conf/wccrim.htm . l p dt l p t dl d pttd x t d d t dt dt t, p t ddl d dd xL dd t d ttl tl (l p l, p t d t d ,t pl td pt xp p l p dt L p t dpd lt d d ld lt @d x, ll lt l 80 l d dd x PL D ld p t tdp d dl dd t ld l d t pl p p d lplll ,d dd l , d lp d t p d p lL dd t d t dt d lú pl d l xp lp d p l l P Pt ,l d t t l t, h l l d t , 000 t t, th , L 8,t l (0
  16. 16. hd d l t d d xp l Un reportero es agredido en la cara con un revólver por el hijo de Uno de los participantes en el seminario de Nicaragua encabeza un alcalde en plena luz del día y se hace pasar por muerto para so- ahora a un grupo de abogados y defensores de los derechos huma- brevivir. Un abogado fundador de un diario independiente recibe nos denominado Iniciativa Nicaragüense para la Libertad de Expre- una corona de flores con su nombre. Un corresponsal de radio pier- sión y el Uso de una Prensa Responsable para el Fortalecimiento de de su trabajo por difundir una noticia contraria al interés del dueño la Democracia. del medio. Son unos cuantos tristes relatos de la realidad de la pren- En Guatemala los fundadores del recién creado Comité para la sa en Latinoamérica. Protección de Periodistas aprovecharon la presencia de colegas de El reportero se alejó de la profesión y tras una larga recuperación distintas regiones del país para hacer contactos e iniciar una red para física y emocional decidió volver a la labor; el hijo del alcalde sigue el seguimiento de las amenazas a la prensa en toda la nación. impune; el abogado le entregó la posesión del diario al gobierno por Pequeños avances que sumados hacen una gran diferencia y no poder resistir a las presiones económicas, y el corresponsal per- pueden “sobreponer ese sentimiento generalizado de desesperanza dió su empleo y a nadie le importó. que afecta a todos los sectores de la sociedad latinoamericana”, con- Las violaciones a la libertad de expresión en América Latina son cluye Botello. incontables y nos remiten a un constante recuerdo de la existencia El seminario “Medios y Libertad de Expresión en las Américas” de leyes desarrolladas por gobiernos militares con el único fin de es auspiciado por la Fundación Robert R. McCormick y se llevará a controlar y callar a la prensa. cabo a lo largo de tres años en todos los países de la región. Para más Con el objetivo de debatir acerca de estas legislaciones, el Cen- información, comunicarse con el ICFJ, 1616 H Street, NW, Third Floor, tro Internacional para Periodistas (ICFJ, por sus siglas en inglés) con- Washington, DC 20006, teléfono (202) 737 3700, fax: (202) 737 0530, dujo la primera ronda del seminario “Medios y Libertad de Expresión dirección electrónica libertad-prensa@icfj.org . en las Américas” en Nicaragua y Guatemala durante las dos primeras d p ld l t semanas de marzo. Los relatos mencionados al principio son algunos de los tantos La revista salvadoreña Probidad (www.probidad.org.sv) publica en casos que los participantes de las conferencias, en su mayoría del in- terior del país, describieron a lo largo de los días del evento. su número de marzo-abril un expediente especial sobre el papel, los El seminario abrió un espacio para el intercambio de ideas y pa- desafíos y los mejores ejemplos del periodismo de investigación en ra la discusión de leyes de prensa en ambos países, para el análisis de América Latina. Los autores son periodistas, especialistas universita- los marcos legales, mecanismos legales y extra-legales que protegen rios y representantes de diversas instituciones de la región, y los en- el derecho básico de todo ciudadano de informar y ser informado. sayos cubren temas como ética y periodismo de investigación, inter- Los conductores de estos dos seminarios, Luis Botello, Director net como fuente de investigación en temas de corrupción, periodismo de Programas para América Latina de ICFJ y Fernando Guier, aboga- de investigación en países americanos como El Salvador, Argentina y do del periódico La Nación de Costa Rica, enfrentaron algunos desa- Uruguay, y periodismo de investigación y educación ciudadana. fíos. Como lo cuenta Botello “no es fácil decirle a un periodista que P ú dl t él tiene todo el derecho de tener una prensa libre cuando el sistema judicial no funciona y cientos de periodistas son amenazados, encar- celados y hasta asesinados con toda la impunidad posible. ¿Cómo La Organización de Periodistas en Internet (OPI) anuncia el lan- podemos explicarles que confíen en la democracia?” zamiento de la revista electrónica Opinar (www.opinar.net), “una Sin embargo, esa desconfianza se transformó en esperanza ya publicación independiente, hecha por periodistas para los periodis- que los periodistas pudieron “conocer amenazas comunes a la liber- tas” con el propósito de “crear un territorio en internet del que los tad de expresión y diseñar mecanismos de cooperación y ayuda para periodistas seamos dueños, en el que podamos expresar nuestra opi- fortalecer esa libertad que ejercen diariamente”, relata Botello. nión sin cortapisas”.
  17. 17. t t P dt d t ptp l t d dd p l dd d l t p dt d tl t h t d L t l d $ 00 00 ( dl l xt l l p t lt , , d t t pl t p l,l t t d d tld dp p dt, lpt p tt p p l t t ll , P t ,p d h dp t t t x, d t dP dt d t , ,ú 44 8 ( p x p dl h d dp t td , h d t x t l t d h D l d pd dd td P Tl p l Tl d D lt pd p l t (d l p tdl t p ld t dt t t ,p dl P dt d t , ,l dT , , 04 0 x ,D t t d l, t l ( 40 0 8, d lt pd @d x, @d x, d@d x

×