Successfully reported this slideshow.
We use your LinkedIn profile and activity data to personalize ads and to show you more relevant ads. You can change your ad preferences anytime.

Feli

235 views

Published on

  • Login to see the comments

  • Be the first to like this

Feli

  1. 1. Contexto Una estrategia bien direccionada y encaminada a dar felicidad, compromiso, bienestar y reconocimiento a los colaboradores se vislumbra de manera inmediata en la actitud de las personas. La consecuencia directa, por supuesto, es el aumento de la productividad. No basta el hecho de solo plantear beneficios a nivel laboral con el fin de generar satisfacción y retención de talento, también es importante entender el entorno del mercado, brindar estrategias de innovación, adaptarse a la realidad organizacional para poner en práctica proyectos aterrizados y viables, ofrecer soluciones con retorno de inversión y, por último, un factor de suma importancia, escuchar las necesidades generales e individuales de las personas; pues, está claro que el trabajo en equipo se refleja en los grandes resultados producto de compartir conocimiento, experiencia, creatividad e innovación.
  2. 2. Análisis Investigaciones de Delivering Happiness at Work, referente mundial y movimiento estadounidense que instauró, mediante su creador Tony Hsieh, la felicidad como un modelo de negocio, evidencian la contribución que hace la felicidad a los negocios: los empleados felices que están comprometidos e impulsan los resultados son un 43% más productivos. La posibilidad de brindar al empleado agradables caminos y formas de cumplir con sus metas y funciones a nivel laboral, basadas en la facilidad, practicidad y felicidad en su ambiente de trabajo, proporcionarán a la organización indicadores de productividad, logro de resultados, disminución del ausentismo y retención de talento, entre otros. En este caso concreto, los beneficios que serán logrados van de la mano de la retención de personal y satisfacción del cliente.
  3. 3. Análisis El respeto por la idiosincrasia de cada empleado y el acompañamiento detallado a cada uno de ellos son indispensables a la hora de transmitirles buena actitud y confianza. Hoy una organización está conformada por fuerza de trabajo que se puede clasificar de acuerdo a las diferentes generaciones a las cuales pertenece, cada una de ellas con una visión de mundo y estilo de trabajo completamente diferente, por lo que es importante esmerarse por darles el trato adecuado y acorde a sus creencias y valores propios, en lugar de intentar homogeneizar, pues esto en vez de aportar lo que hace es quitar libertad e interés por parte de quienes conforman la organización. Por ejemplo, aquellos que hacen parte de los Baby Boomers —nacidos entre 1943 y 1964— se caracterizan por su rigurosidad y por la capacidad de esquematizar y planear con anticipación cada aspecto de su vida, pero, por otro lado, están los Milenio, nacidos en los 90, que son personas flexibles, descomplicadas e interconectadas. Su uso y dependencia de la tecnología es total. Tratar de vincular dos estilos de trabajo completamente distintos en uno solo generará descontento y reducirá esa conexión o capacidad de trabajo colectivo, claves en una empresa. Sin embargo, todas las partes implicadas deben llegar a un objetivo común y trabajar para conseguirlo.
  4. 4. Análisis Debido a la importancia y valor que les brinda su empresa, los empleados más felices tienen virtudes y características, que de ninguna manera pueden llegar a perjudicar o generar menor rendimiento en la organización. Si sus empleados, por ejemplo, son personas felices, usted podrá ver esa buena actitud reflejada así: son personas que ayudan más a sus compañeros, pero además le dan la certeza de que trabajan en equipo buscando el bien general y haciendo a un lado la competencia individual que solo produce choques y desventajas. Estos trabajadores felices tienen mejores ideas, pues son más creativos. Aprenden y están abiertos a que se les corrija y perfeccionen su trabajo, por ende ganan más ya que se van moldeando a lo que busca la empresa, la cual posiblemente le brindará oportunidades de promoción. Tienen a su vez más energía y sentido de pertenencia con la empresa. .
  5. 5. Análisis Se han identificado cinco componentes (5C's) que a partir de la experiencia y observación, han demostrado generar felicidad en el trabajo. 1. El primero de ellos es la contribución, que determina el esfuerzo individual y en equipo en la organización. 2. En segundo lugar está la convicción que hace referencia a la motivación a corto plazo que tiene un empleado. 3. El tercero es la cultura definida como la sensación de pertenencia en el trabajo. 4. Luego viene el compromiso que es la responsabilidad a largo plazo. 5. Por último está la confianza en sí mismo, es decir, la creencia en las habilidades propias.
  6. 6. Conclusión Dar prioridad a la felicidad en el trabajo no representa un esfuerzo unidireccional por parte de la empresa hacia su fuerza de trabajo, pues los empleados satisfechos y comprometidos gracias a las facilidades que su lugar de trabajo les brinda son un gran paso que permite recorrer el camino que lleva de la fantasía a la acción. La felicidad en el trabajo debe dejar de verse como un aspecto que compromete la parte económica, pues en su mayoría va ligada al acompañamiento por parte de los líderes de la organización hacia su materia prima, la gente. El simple hecho de escuchar e identificar qué satisface a una persona o qué le gustaría cambiar en su estilo de vida y de trabajo, y a la vez intentar a mediano plazo poner en práctica aquello que fue sugerido, es más que suficiente para retener su talento. Se ha identificado que los talentos no se captan ni se mantienen si no se proporciona un buen entorno laboral.
  7. 7. Conclusión Si su pregunta entonces es ¿cómo lograr que la gente se sienta motivada desde la base?, pues bien, adopte este caso a su vida personal: “A su pareja no solo le gusta y la conquista que usted le diga que la quiere sino que de vez en cuando le lleve flores. Un empleado maneja el mismo concepto, un sueldo no lo es todo, él también necesita que su líder le haga saber la importancia que tiene y se interese por lo que hay más allá de su función laboral”. El reto que hoy enfrentan las organizaciones radica primero en quitar el estigma de que la felicidad es un tema filosófico y complejo, pues en realidad es un tema que con interés y trabajo en equipo se puede lograr más fácil que cualquier otro aspecto organizacional y, segundo, lograr que sus trabajadores dejen de ver su responsabilidad en el trabajo simplemente como una necesidad personal para mantener una buena calidad de vida, sino que comiencen a ver en su lugar de trabajo un incentivo o un factor que los impulsa y los apoya en ese camino que los lleva a cumplir sus sueños y expectativas a largo plazo.

×